Generala Richardson hace historia como primera mujer jefe del Comando Sur.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

La generala Laura J. Richardson asumió este viernes como la primera mujer a cargo del Comando Sur (Southcom) de EEUU, con sede en el sur de Florida, durante una ceremonia oficiada por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd J. Austin III.

Austin subrayó que Richardson no solo estaba haciendo «historia» en esta institución del Ejército encargada de que cooperar en temas de seguridad con los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe, sino que «abre las oportunidades para más mujeres» en estos cargos.

«Es la persona correcta en el momento correcto», manifestó el secretario de Defensa, que rindió tributo al comandante saliente, el almirante de la Marina Craig S. Faller, tras tres años liderando la institución como parte de una carrera militar de 38 años.

Faller, de 60 años, agradeció a los representantes de más de una veintena de países de Latinoamérica y el Caribe, socios del Comando Sur, que acudieron a la ceremonia en la sede de la institución en Doral, una ciudad aledaña a Miami, o lo hicieron de forma virtual.

Dijo que la clave del trabajo del Comando Sur ha dependido especialmente la «confianza» que ha establecido con estos gobiernos socios para operar juntos contra el narcotráfico, las organizaciones criminales trasnacionales y las amenazas a la democracia.

De igual forma resaltó la cooperación del Comando Sur a la hora de socorrer desastres naturales como terremotos y huracanes, o crisis sanitarias como la de la COVID-19.

«Gracias amigos por mantenerse profesionales», expresó Faller, quien se retiró hoy de la vida castrense y dio la bienvenida a Richardson, de 57 años y quien en el pasado estuvo desplegada en operaciones de apoyo en Irak y Afganistán.

La generala de cuatro estrellas, con una trayectoria de 35 años en el Ejército, se mostró optimista de las «fuertes alianzas» con Latinoamérica y el Caribe que deja Faller.

Recordó que las «amenazas en la región no tienen fronteras» y están directamente ligadas a la seguridad nacional estadounidense.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.