Genera cuestionamientos la extensión del Plan Nacional de Regularización

SANTO DOMINGO. La extensión de la vigencia de los carnés expedidos a extranjeros que se acogieron al Plan Nacional de Regularización y que permitirá completar las documentaciones a quienes habían iniciado el proceso, evidencian la necesidad de que el Estado defina la política migratoria del país.

Sectores políticos y sociales se manifestaron ayer a favor de que las autoridades no se limiten a actuar por coyunturas o presiones del momento.

De acuerdo con el sociólogo César Cuello, aunque el momento de tensión en las relaciones lo ameritaba, el Gobierno debe ponerle un punto final al tema migratorio. “Hay que ordenar el tema migratorio en este país, porque no se puede estar con tanta elasticidad, porque la cuestión es que el Gobierno muestra ineficiencia y, por otra parte, la gente se auxilia o se basa en esa ineficiencia para no regularizar sus documentos”, aseguró.

A su juicio, en el país, los plazos no se cumplen, se diluyen y se le da tiempo a todo, y así no se regulan las cosas.

“Entendiendo la tensión que hay en estos momentos para no seguir presionando la situación cabría hacer la extensión, la prórroga, pero realmente que sea la última, la verdad que eso es interminable y los plazos se cumplen y ya y punto”, manifestó.

También el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) criticó la ausencia de una política migratoria en la presente administración.

El secretario general de la organización, Rogelio Genao, considera que es impostergable la implantación de una regulación responsable, nacionalista y humana en función de la economía y no por tensiones, ni presiones coyunturales de corte internacional.

“La República Dominicana no puede seguir condenando a sus nacionales a servicios públicos de mala calidad, desempleo y pobreza por asumir una carga migratoria que nuestra economía no soporta, eso no lo hace ningún país del mundo”, afirmó.

También cuestionaron la medida los miembros de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán y José Ricardo Taveras, por entender que las autoridades han sido muy flexibles.

“Guarden los titulares del anuncio de la extensión del Plan de Regularización por un año; serán los mismos que el año que viene; y así sucesivamente”, dijo Castillo Semán a través de su cuenta de Twitter.

En tanto Taveras, argumentó que el régimen de extranjería está sujeto a control constitucional y legal, razón por la cual la competencia de su regulación concierne estrictamente al Congreso Nacional, no pudiendo ser en absoluto modificado por decisiones administrativas, resoluciones o decretos de ningún órgano.

De su lado, el presidente en funciones del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Orlando Jorge Mera, calificó el tema de complejo, pero entiende que fue correcto extender el plazo del Plan Nacional de Regularización.

“Fue correcta la medida porque faltan personas por completar y regularizarse. Fue una medida oportuna.

Ahora bien, es un tema complejo que oportunamente el PRM deberá analizar en toda su extensión”, destacó.

La Red de Centros Sociales Jesuitas

Sobre el tema fue consultado el padre Mario Serrano, quien informó que hoy la Red de Centros Sociales Jesuitas emitirá un documento refiriéndose a la extensión del plazo. El pasado martes el Consejo Nacional de Migración aprobó extender por un año la vigencia de los carnets expedidos a extranjeros que se acogieron al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, período que empieza a correr a partir del 26 de agosto. En ese plazo quienes resulten elegibles deberán tramitar su asignación, cambio o renovación de categoría de acuerdo con un protocolo que establecerá la Dirección General de Migración. Quienes no hagan sus renovaciones, se declarará la caducidad de los documentos que le hayan sido expedidos.

Via: DIARIO LIBRE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.