Gareth Barry a punto del récord de partidos en la Premier

Comparte

LONDRES. Arsene Wenger estaba a unos días de ganar la Liga Premier por primera vez como técnico de Arsenal. Michael Owens era el mejor ugador de la campaña en el fútbol inglés. A Ronaldo “el original, el brasileño” le quedaban un par de meses como el jugador más caro del mundo.

Era el 2 de mayo de 1998 y en una ocasión nada fuera de lo común en Hillsborough, Gareth Barry — un zaguero de 17 años con un buen pie izquierdo _ entró a los 49 minutos como substituto por Aston Villa en su triunfo de 3-1 sobre Sheffield Wednesday.

Nacía una carrera impresionante, aunque mayormente sutil.

Más de 19 años después, Barry sigue jugando en la máxima división del fútbol inglés y, el lunes, va a romper el récord de más partidos en la Premier si juega por West Bromwich Albion contra Arsenal.

Esa será la 633ra actuación de Barry en la liga más popular en el mundo, sobrepasando el récord que tiene actualmente con el retirado astro de Manchester Unired Ryan Giggs. De su total actual de 632 partidos, el veterano ha sido titular en 600. Eso es testimonio de la longevidad de Barry, su adaptabilidad y su calidad, en el acelerado juego del fútbol inglés.

“Es un número enorme, si te pones a pensar”, dijo Barry. “Ha pasado tan pronto”.

Barry jugó 365 partidos de la liga para Villa, 132 para Manchester City, 131 para Everton y ahora en cuatro con West Brom. Habiendo comenzado su carrera como un zaguero central que se sentía igualmente cómodo de lateral izquierdo, Barry es ahora un medio de contención _ quizás la mejor posición para un veterano como él, pues requiere que un jugador uso la inteligencia tanto como las piernas.

Barry atribuye su longevidad a haber evitado lesiones severas y al apoyo de algunos compañeros de equipo ahora retirados.

“Nadie me ha dicho: ‘¿Por qué sigues jugando?’”, dice Barry, de 36 años. “Todo el mundo me dijo: ‘juega todo lo que puedas’. Uno deja de jugar cuando deja de disfrutarlo, y yo sabré cuándo es tiempo y no puedo mantener el paso”.

No parece ser así aún para Barry, que apenas la campaña pasada fue elogiado como “uno de los mejores jugadores ingleses de la historia” por su entonces técnico en Everton, Roberto Martínez, tras una actuación contra Man City en semifinales de la Copa de la Liga.

Barry fue un vital miembro del equipo de Man City que ganó el cetro de la Premier en la campaña 2011-12, custodiando el mediocampo para permitir a Yaya Touré lanzarse al ataque.

En West Brom, Barry remplazó en el mediocampo a otro veterano Darren Fletcher.

“Ellos son bastiones del deporte”, dijo el técnico de Tony Pulis. “Espero que los jóvenes jugadores en el club se den cuenta de la suerte que tienen en jugar con alguien de tal calidad y calibre”.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.