Famosa actriz de telenovelas ahora es repartidora de paquetes en Estados Unidos.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

La actriz venezolana Alba Roversi, quien ha participado en exitosas telenovelas tanto en su país como en los Estados Unidos como Corazón valiente (2012) y Marido en alquiler (2013), ahora se dedica a repartir paquetes.

De acuerdo a People en español, Roversi, quien grabó su último melodrama para Telemundo, Sangre de mi tierra, en el año 2017, reside desde hace 2 años en Las Vegas, donde trabaja como repartidora de paquetes.

Aunque ya lleva un tiempo ejerciendo esta nueva profesión, no fue hasta ahora cuando la actriz decidió hacer pública su nueva realidad con el fin de servir de inspiración a otras personas.

“Yo cargo mi camioneta muy temprano en la mañana, a las 6:30 de la mañana ya yo estoy en mi trabajo cargando mi camioneta, metiendo direcciones, organizándola toda, son 120-150 paquetes diarios de lunes a sábado”, contó Roversi a Telemundo Las Vegas. “El trabajo dignifica y no importa realmente dónde estés y cómo estés, pero que seas el que lo hace con el mayor esmero y el mejor cariño. Y que sirva también de alguna manera de inspiración para mucha gente que piensa que nada más puedes hacer lo que tú estás acostumbrado a hacer toda tu vida”.

La actriz, que protagonizó en la década de los años 1980 y 1990 exitosas telenovelas en su país de origen como Las Amazonas, dijo sentirse “muy orgullosa” del trabajo que está realizando hoy día de la misma forma que “siempre me sentí orgullosa de hacer lo que hacía cuando hacía teatro, hacía televisión, cine, cosa que, por supuesto, no he olvidado y tampoco pretendo olvidarlo porque vienen cosas muy buenas por allí […]”, reconoció.

“Pero mientras tanto estoy haciendo esto, estoy repartiendo paquetes. Es un trabajo forzado pero muy digno, es un trabajo que hacemos con mucho amor, con mucho esmero y con mucha dedicación”, aseveró.

“En el caso mío, al ser una persona conocida, una persona pública, se hace un poco más notorio y por eso a lo mejor hubo tanto revuelo, pero si eso sirve de inspiración para todos aquellos que en algún momento se puedan sentir mal, incómodos o molestos porque están haciendo algo distinto a su profesión, a lo que saben o a lo que quieren hacer que no se sientan mal”, compartió días más tarde a través de sus redes sociales desbordada por tantas muestras de cariño recibidas de sus seguidores tras hacerse viral la noticia de su nueva vida como repartidora de paquetes.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.