Exigen ‘impeachment’ para Cuomo en Albany tras surgir tercera acusación de acoso sexual en su contra

Lee y Comparte

Slider

La descomunal crisis política que está enfrentando el gobernador Andrew Cuomo por las acusaciones de acoso sexual en su contra está empeorando con el paso de los días, luego de aparecer una tercera mujer que lo acusa de haberla tocado indebidamente y pedirle un besodurante una boda en el 2019, lo que impulsó que este miércoles aumentaran las voces que exigen que renuncie o que se le inicie un juicio político en la Legislatura Estatal.

Un grupo de seis legisladoras, de las catalogadas como socialistas, presentaron una carta conjunta este miércoles para apoyar que se inicie un ‘Impeachment’ en Albany en contra del mandatario estatal.

“Los relatos de acoso sexual de las mujeres que valientemente se han presentado confirman lo que muchos en Albany han sabido durante años: que el gobernador Cuomo usa su poder para menospreciar, intimidar y acosar a sus empleados y colegas, y esos relatos se suman a las recientes revelaciones de faltas graves”, dijo el grupo integrado por las senadoras Julia Salazar y Jabari Brisport, y las asambleístas Emily Gallagher, Phara Souffrant Forrest, Zohran Mamdani yMarcela Mitaynes.

Y las legisladoras pidieron una acción contundente: “Es hora de que la Legislatura exija rendición de cuentas. Los procedimientos de juicio político son la vía apropiada que tenemos para responsabilizar al Gobernador por sus muchos abusos de poder y destituirlo de su cargo”.

La tercera acusadora fue identificada como Anna Ruch, de 33 años y que a diferencia de las dos anteriores no es una empleada estatal. La mujer le contó al diario The New York Times que presuntamente Cuomo, a quien no había conocido anteriormente, la tocó en la parte baja de la espalda que estaba descubierta en su vestido, durante una boda en septiembre del 2019.

Ruch contó que cuando ella le quitó la mano con la suya, el Gobernador la llamó “agresiva” y le puso las manos en las mejillas, para preguntarle después si podía besarla, lo que según especificó, fue suficientemente fuerte como para que un amigo que estaba cerca de ella lo escuchara.

Esta es la tercera acusación de acoso sexual contra Cuomo que sale a la luz en menos de una semana. La segunda surgió el pasado sábado cuando Charlotte Bennett, de 25 años y quien fue asistente ejecutiva y asesora de Políticas de Salud hasta el pasado noviembre, denunció que el Gobernador le hizo varias preguntas personales, como si era monógama y si alguna vez había tenido relaciones con hombres mayores, y también le dijera que estaba abierto a las relaciones con mujeres de 20 años. Él tiene 63 años.

El pasado miércoles, Lindsey Boylan, de 36 años y una exfuncionaria estatal de Desarrollo Económico que ya en diciembre pasado había denunciado a Cuomo por supuestamente acosarla en varias ocasiones entre 2016 y 2018, denunció en una publicación que él incluso le había dado un beso no solicitado en los labios cuando se encontraban a solas en su oficina durante una reunión en el 2018. También contó que el Gobernador la invitó a jugar ‘strip poker’ mientras viajaba en su avión estatal.

Precisamente horas antes que se conociera la tercera acusación, la Fiscal General de Nueva York LetitiaJames había anunciado que la Gobernación le autorizó para que pudiera comenzar una investigación independiente sobre las denuncias de acoso sexual.

Aumentan pedidos para que renuncie

Uno de los primeros pedidos para que el Gobernador renuncie vino de su misma compañera de partido, lacongresista demócrata por Nueva York Kathleen Rice, quien escribió en su cuenta de Twitter: “El tiempo ha llegado. El Gobernador debe renunciar”.

Pero ahora la lista de los que solicitan que dimita está creciendo, incluyendo no solo a políticos de su partido, sino a varias organizaciones y activistas de la ciudad de Nueva York, como el ‘NY Working Families Party’ que en un comunicado emitido este miércoles por su directora Sochie Nnaemeka pidió: “Hacemos un llamado al gobernador Cuomo para que renuncie de inmediato porque no es apto para servir al pueblo de Nueva York”.

El texto agrega que los horrorizó “enterarse del patrón de acoso sexual del Gobernador. Nos ha inquietado igualmente su respuesta: no negó ninguna de las acusaciones específicas de Charlotte Bennett, no asumió ninguna responsabilidad personal por sus acciones y, en cambio, culpó a sus víctimas”.

Entre tanto, la organización ‘New York Communities For Change’ también indicó en otro comunicado que le “creemos a Lindsey Boylan, Charlotte Bennett, y Anna Ruch”.

“La tercera de estas acusaciones de acoso sexual contra Andrew Cuomosigue a varias semanas en las que él encubrió intencionalmente el número de muertes en hogares de ancianos de Nueva York, mientras otorgaba inmunidad corporativa a los donantes ejecutivos de hogares de ancianos. Debe haber justicia. Andrew Cuomo debe dimitir”.

Y es que estas acusaciones de acoso sexual se producen pocas semanas después de que la Administración Cuomo admitiera haber ocultado información crítica, incluidas la cifras de miles de muertes por COVID-19 en hogares de ancianos, al público y del Fobierno federal. Ese acto, por sí solo, del Gobernador fue catalogado por legisladores estatales como suficiente para justificar el inicio de un juicio político.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.