Europa frente al riesgo de terroristas infiltrados entre los refugiados afganos

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

La evacuación de miles de afganos por vía aérea desde Kabul, que intentan huir de los talibanes, plantea el riesgo de que posibles yihadistas o individuos potencialmente peligrosos se infiltren entre los refugiados.

Los policías europeos no han olvidado la avalancha de refugiados procedentes de Siria, entre los que se encontraban algunos de los autores de los atentados de París de 2015. De ahí la imperiosa necesidad de vigilar a los nuevos llegados.

“Nos gustaría poder abrir nuestras puertas, sin más”, dijo el lunes a la BBC James Heappey, secretario de Estado de las Fuerzas Armadas británicas. Pero “hay gente tratando de aprovechar la situación para entrar en Reino Unido y hacernos daño”, añadió.

Un hombre que figuraba en la lista negra del gobierno británico fue evacuado de Kabul. Sin embargo, un portavoz del ministerio dijo el martes que había sido identificado “a través de un riguroso proceso de investigación” antes de ser considerado “una persona sin interés” para los servicios de seguridad.

Reino Unido ha evacuado a 8.458 personas de Afganistán desde el 13 de agosto, según el ministerio del Interior, incluidos 5.171 afganos.

En Francia, uno de los cinco afganos evacuados de Kabul que habían sido puestos bajo vigilancia tras su llegada a París por las sospechas de que uno de ellos estaba vinculado con los talibanes, fue detenido el lunes.

Este último, el principal sospechoso, “ayudó a evacuar a franceses” y a “personas que trabajaron para Francia” y “probablemente salvó vidas”, señaló el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal.

No obstante, habría tenido “en un momento dado, vínculos con los talibanes, que debemos aún definir”, precisó.

El ministro francés del Interior, Gérald Darmanin, rechazó cualquier “falla” de los servicios de inteligencia. “Conocemos a todas las personas que llegaron a nuestro suelo, traídas por el ejército francés”, aseguró a la radio France Info.

– “Vigilancia” –

El recuerdo de Siria sigue vivo entre las autoridades. “Por supuesto que existe un riesgo de infiltración (por parte de los terroristas). Por eso hay que estar muy atentos”, comentó Didier Leschi, director general de la Oficina Francesa de Inmigración e Integración (Ofii), en France Info.

“En el aeropuerto de Roissy (el principal en París) hay servicios especializados que examinan cada situación, pero esto no es nuevo. En 2015-2016, todos los países europeos, principalmente Alemania, vimos llegar a personas con pasaportes sirios falsos, por lo que hay que estar vigilantes”.

Por lo tanto, los servicios europeos toman precauciones máximas en todo el continente. Alemania identificó algunos casos de personas con antecedentes criminales entre los retornados. Bélgica afirmó que se mantiene atenta.

“El caos ha reinado en el aeropuerto durante mucho tiempo y tenemos que estar seguros de que no hay ningún ataque. Es por eso que los estadounidenses ejercen un control estricto”, dijo el domingo Sammy Mahdi, ministro belga de Inmigración, a la cadena VTM News.

“Pero tiene que haber un flujo de información suficiente de nuestros servicios con los estadounidenses”, que controlan el aeropuerto de Kabul, “para que pueda llegar la gente adecuada”.

Dinamarca indicó que entre los evacuados identificaron a dos personas que tenían prohibido regresar al país europeo, incluyendo un miembro de una pandilla deportado a principios de julio que se hizo pasar por su hermano.

“Detuvimos a una persona que llegó en un avión de evacuación desde Afganistán vía Pakistán. Se le acusa de violar la prohibición de entrar en Dinamarca”, tuiteó la policía de Copenhague.

Fuera de la Unión Europea, el presidente ruso Vladimir Putin recalcó la responsabilidad de los países fronterizos con Afganistán y afirmó que era “importante impedir la infiltración de terroristas, que se harían pasar por refugiados, en los países vecinos”.

“¿Quién podría estar (escondido) entre estos refugiados, cómo podemos saberlo?”, dijo, y estimó que “cientos, si no cientos de miles o quizás millones” de personas podrían querer huir de Afganistán.

Varias antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central comparten frontera con Afganistán y Rusia. “Los combatientes disfrazados de refugiados” podrían llegar a territorio ruso, aseguró.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.