«Estoy oficialmente muerta»: la mujer que lucha para probar que está viva

«Mi problema es que me declararon muerta».

Por increíble que parezca, esto le pasó a una mujer de 58 años en Francia.

Como resultado, tanto su cédula de identidad como su permiso de conducir dejaron de ser válidos, su número de seguro social también fue cancelado y ya ni siquiera tiene seguro médico.

«Estoy muerta. Estoy muerta para los tribunales, para las agencias gubernamentales, estoy muerta para todo el mundo».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.