Estados Unidos: las angustias financieras del país con la mayor deuda externa del mundo

La economía de Estados Unidos sigue siendo una cosa admirable. Pese a los discursos que se oyen sobre la decadencia nacional, los estadounidenses siguen viviendo, por lo general, bien.

La economía está cercana al pleno empleo, los titanes corporativos de Wall Street siguen haciendo mucho dinero y la innovación que producen sitios como Silicon Valley no tiene igual en el mundo.

Pero los problemas están ahí también.

Las peleas políticas hacen que la aprobación del presupuesto nacional se haya convertido en un melodrama que siempre parece dejar al gobierno al borde de la parálisis.

Se avecina una enorme controversia en torno a una propuesta del presidente Donald Trump para bajar los impuestos, iniciativa que, según sus críticos va encaminada a ayudar a los más ricos a expensas de los demás. Y en medio de todo esto est´a la deuda.

Esta nación de raíces puritanas se acostumbró a vivir endeudada y hoy las finanzas públicas reflejan un gigantesco déficit. Más aún, Estados Unidos tiene un problema que muchos solo asociaban con países en desarrollo: una creciente deuda externa.

Deuda gigantesca

Se estima que la deuda pública de EE.UU. llega a más de US$14 billones. China tiene casi US$1.2 billones en bonos del tesoro.

El economista estadounidense Kenneth Rogoff de la Universidad de Harvard decía en un artículo a comienzos de año que ninguna nación desarrollada en la historia se ha endeudado tanto como Estados Unidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.