Está tipificado como un crimen subir a un avión sabiendo que tiene COVID-19

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Nueva York: A propósito de estos días festivos, tradicionalmente hay un flujo enorme de personas que usan todos los medios de transportes para ir a visitar a sus familiares o vacacionar. El medio aéreo es el más peligroso de todos, porque hay una enorme cantidad de personas dentro de un avión, que es un espacio reducido, donde desaparece el criterio de la distancia, aire contaminado, en fin es una verdadera antítesis de todas las medidas de seguridad anti-COVID.

Sin embargo, quiero publicar este artículo con informaciones cruciales sobre las consecuencias de abordar un vuelo sabiendo que eres positivo al coronavirus o cualquier enfermedad contagios. En este artículo solo traduciré la parte fundamental de un reportaje publicado por el periódico anglosajón TCPALM.COM, por considerarlo de una gran importancia, sobre todo para la comunidad hispana en los  Estados Unidos y Europa. Para que sepan a qué se podría enfrentar una persona por el hecho de subir a un avión sabiendo que está infectada del COVID-19, en este caso específico.

“El miércoles por la noche, un avión aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Palm Beach con un pasajero enfermo. El vuelo 253 de JetBlue desde el aeropuerto JFK de Nueva York aterrizó alrededor de las 8:40 p.m., y WPTV citó a un pasajero diciendo que el hombre sentado frente a él “llevaba máscaras y guantes”.

“Su esposa estaba sentada en la misma fila que yo y les mencionó a los demás que no se sentía bien. Dijo que había recibido una llamada telefónica con los resultados de sus pruebas justo antes de que partiéramos”.

Es decir, antes de abordar el avión, el pasajero sospechaba, y tal vez sabía, que tenía el coronavirus. Sin embargo, subió de todos modos.

El avión terminó en espera en la pista durante dos horas mientras los funcionarios de salud del condado de Palm Beach entrevistaban a los pasajeros. A los que habían estado sentados cerca del paciente se les pidió que vigilaran sus condiciones.

¿Qué debería pasarle a este tipo?

Es decir, ¿debería imponerse alguna sanción a las personas que saben o sospechan firmemente que están infectadas, pero se suben a un avión de todos modos, poniendo en peligro a todas las personas con las que entran en contacto?

De hecho, el alguacil del condado de Martin, William Snyder, dijo que la persona posiblemente podría ser acusada de algo llamado “negligencia culposa”.

Y si esa persona le transmite el virus a otra persona que murió posteriormente, es posible que el cargo sea homicidio involuntario.

“Sería un cargo difícil de probar”, dijo, pero similar, en cierto modo, a las leyes que tipifican como delito la transmisión consciente del VIH.

“Posiblemente podría aplicarse si una persona a sabiendas tiene el virus, conoce sus peligros, conoce sus efectos en las personas, sabe que afecta a las personas mayores más que a otras personas y tiene contacto cercano con una persona mayor, y esa persona contrae el virus” , dijo Bruce Colton,  fiscal estatal de Florida para el 19º Circuito Judicial.

Eso podría ser un crimen?

Tamara Rice Lave, experta en derecho penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Miami, señaló que el estatuto de Florida define la “negligencia culpable” como una conducta “que muestra un desprecio imprudente por la vida humana o por la seguridad de las personas expuestas a sus efectos peligrosos … que muestra desenfreno o imprudencia … (o) una indiferencia hacia los derechos de los demás como equivalente a una violación intencional de tales derechos”.

“Me suena mucho a subir a un avión con coronavirus”.

“Esta persona voló, por lo que entendemos, después de recibir una advertencia antes de que despegara el avión de que tenía esta enfermedad altamente contagiosa”, dijo Lave.

“A menos que no hayan leído ningún periódico ni hayan visto ninguna noticia, ciertamente conocen las consecuencias de este virus, lo peligroso que es para cierto tipo de personas y la facilidad con que se contagia”, dijo la experta.

“Definitivamente puede mostrar exposición a lesiones personales”, dijo. “Y ahora mismo, en este momento en el que nos dicen que debemos tener cuidado, incluso se podría argumentar que un fiscal tiene el deber de acusar en un caso como este”.

Porque si bien la ley está destinada a castigar, también está destinada a disuadir. Aunque esta ley no es un gran impedimento”, aclaró.

Cuando los actos culpables simplemente “exponen” a otro al peligro, como si usted es un pasajero en ese vuelo pero no desarrolla el virus, es solo un delito menor de segundo grado, punible con hasta 60 días de cárcel. Donde realmente infliges daño, es decir, alguien en el avión contrae el virus, podría ser un delito menor de primer grado, con hasta un año de cárcel.

Hay razones legítimas por las que las personas pueden necesitar salir, incluso si piensan o saben que están infectadas. Comida; atención médica. Algunos pueden perder su trabajo si no se presentan y si no pueden pagar el alquiler …

Pero cuando se trata de un espacio cerrado densamente lleno, como un avión, cuántos piensan: Oye, el boleto no es reembolsable. Solo quiero llegar a casa.

Usaré una máscara, no toseré sobre nadie. Estaré bien.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.