Esta es la falla de Silfra en Islandia, un lugar único en el que se puede bucear entre dos continentes.

Slider

Lee y Comparte

En algunos casos el espacio es tan estrecho que puedes tocar América del Norte y Europa a la vez.

Es una grieta geológica entre continentes formada por el movimiento constante de dos placas tectónicas; debido a esto, se ha convertido en uno de los principales destinos de buceo del mundo, donde los buzos y los submarinistas pueden literalmente flotar entre los continentes norteamericano y euroasiático.

En algunas de las aperturas más estrechas, se pueden tocar ambos lados a la vez: la Gran Grieta, donde se encuentran los puntos más estrechos, mide medio metro y en su parte más profunda tiene una longitud de 45 metros.

📷 BBC

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.