España también suspende 15 días la vacunación con AstraZeneca a la espera de más información sobre los casos de trombo.

Lee y Comparte

Slider

@navas_mundial

España paraliza 15 días la vacunación con el suero de Oxford/AstraZeneca mientras la Agencia Europea del Medicamento (EMA) está realizando un informe sobre los casos de trombos en personas que habían recibido esta vacuna. Una treintena de episodios sobre más de cinco millones de personas inoculadas, según los datos de la EMA.

El Ministerio de Sanidad ha tomado esta medida después de que Alemania, Francia e Italia hayan anunciado este lunes que suspendían temporalmente el uso del producto de AstraZeneca hasta contar con las conclusiones de la EMA. En la reunión entre Sanidad y las comunidades autónomas se ha informado de que, en España, de 800.000 dosis administadas se han registado cuatro casos tromboembólicos, uno de ellos este fin de semana, según fuentes presentes en la reunión. El Gobierno ha comentado que se pretende diseñarar una respuesta común en la Unión Europea para lo que, por el momento, se paraliza la vacunación con AstraZeneca y se recopilan los datos de todos estos estos episodios adversos.

El plan es pues, detener la vacunación con AstraZeneca desde este lunes o como mucho mañana por prudencia, aunque se ha insistido en mandar un mensaje de tranquilidad a los que ya hayan recibido alguna dosis. Con todo, la misma agencia europea avanzó la semana pasada que no existía envidencia que relacionara los episodios de trombos detectados, sobre todo, en Dinamarca y la inoculación del suero contra la COVID-19. Con todo, la EMA inició un informe de revisión y prevé tener una sesión este jueves.

La misma ministra de Sanidad, Carolina Darias, informó la semana pasada de que, en España, se han administrado más de 200.000 dosis de este lote de AstraZeneca sin reportarse efectos adversos de importancia. Sin embargo, varias comunidades autónomas retuvieron algunos miles dosis al saberse que un grupo de estados europeos entre los que estaban Dinamarca, Noruega, Islandia, Austria o Estonia paralizaban el uso de este producto. Después de la cadena de suspensiones, la Organización Mundial de la Salud afirmó que no había razón para dejar de usar esta vacuna al tiempo que ponía su comité asesor a revisar la situación.

España ha recibido más de un 1,7 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca de las que ha adminsitrado, aproximadamente, la mitad. Reino Unido, por su parte, ha sustentado gran parte de su estrategia de vacunación en este suero del que ha inyectado más de 17 millones con el objetivo de inocular al mayor número de personas posible con, al menos, una dosis para conseguir más aceleradamente cierta inmunidad de grupo (la pauta necesita dos inyecciones para completarse). Este lunes, la Agencia Reguladora de Medicamento británica ha insistido en que las evidencias «no sugieren» que las inyecciones hayan provocado los trombos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.