Escasez de agua castiga pueblos de la provincia Barahona

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

BARAHONA – Para comunitarios residentes en sectores y barrios de esta ciudad y en algunos municipios de los que conforman esta provincia,  la escasez de agua potable se siente con más rigor desde que el Acueducto Múltiple del Suroeste (Asuro), entró en operación hace varios años.

«No es un secreto para nadie que antes del ASURO entrar en funcionamiento, el servicio que el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) ofrecía a la comunidad, a través de la red de distribución del acueducto local, era más eficiente que el que la entidad ofrece actualmente», dijeron los comunitarios Luis Lendadro Féliz y Ana María Roque Peña.

Desde que esta anomalía comenzó a manifestarse,  personas entendidas en la materia y sectores diversos que hacen vida en esta provincia,  solicitaban a las autoridades de INAPA de ese entonces que dieran una clara explicación al respecto, pero estas siempre hicieron caso omiso a tan importante preocupación que hoy continúa campante y sonante.

Molesta a los pobladores que las actuales autoridades de INAPA al igual que las de gobiernos pasados guarden silencio sobre una situación que en cualquier momento puede degenerar en una protesta a nivel provincial.

En Palmarito, Los Guandules, Camboya, Pueblo Nuevo, entre otros sectores y barrios de esta ciudad, así como del Distrito Municipal de Villa Central de este municipio, Santa Cruz de Barahona, la escasez de agua es calificada como el pan de cada día.

Producto de esta situación, los comunitarios que tienen la posibilidad,  compran tanques de 55 galones a razón de 65 y 70 pesos a dueños de camiones cisternas que a diario recorren los sectores y barrios por lo que cada día incrementa más este negocio.

«Los que no tenemos la posibilidad de comprar el agua, nos vemos obligados a recorrer grandes distancias a pie, animales de carga y motocicletas para conseguir un poco del preciado líquido para preparar los alimentos hogareños, entre otras necesidades», comentaron comunitarios.

EN SALINAS, VICENTE NOBLE Y CABRAL

En estos dos municipios de los once que conforman la provincia de Barahona los comunitarios sienten con fuerza la ausencia del agua en sus hogares, no obstante, contar esas dos comunidades con varias fuentes subterráneas de agua.

En el municipio de Cabral que tiene unas 40 fuentes de agua subterránea, también está latente la misma situación.

«Las autoridades de INAPA en ocasiones atribuyen los escases del líquido, a que algunos motores del acueducto fueron retirados para fines de reparación, a que hay otros muy antiguos que tienen que ser reemplazados por otros nuevos, que el agua del río Yaque del Sur tiene mucha turbidez, que hay grandes escapes de agua por algunas averías en los tubos, entre otras cosas que sabemos perfectamente son falsas», señalaron residentes en sectores y barrios de Salinas y Vicente Noble.

Desde que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) arribó al poder, el director ejecutivo de INAPA, Wellington Arnaud ha realizado varias visitas a este municipios y pueblos de esta provincia, donde siempre dice que dejó iniciada tal obra que pondrá fin a los escases de agua en tal o cual lugar.

A juicio de comunitarios Arnaud ha levantado algunas obras de las que dice conjurarán la falta de agua que se registra en pueblos de esta provincia, pero nada nuevo se nota ya que la situación sigue igual o peor.

«Los dueños de camiones cisternas que comercializan el agua entre los pobladores llenan sus vehículos en los tubos de distribución del ASURO en el municipio cabecera, Santa Cruz de Barahona y los otros que conforman la provincia, lo que significa que hay agua potable en abundancia», expresaron pobladores, quienes a la vez preguntaron a las autoridades de INAPA: ¿Entonces cuál es la verdadera razón de la falta de agua?

Por su parte, entendidos en la materia consideran que la permanente escasez del preciado líquido estriba en la ineficiencia en que actualmente opera el ASURO.

«Esto lo saben muy bien las autoridades de INAPA en Santo Domingo y Barahona, cosa que no admiten porque sería muy vergonzoso para ellas”.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.