Escándalo en NYPD: tras allanamientos del FBI renunció jefe del sindicato de sargentos, aliado de Trump

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Ed Mullins, el polémico director de la Asociación Benevolente de Sargentos (SBA) de la policía de Nueva York (NYPD), renunció anoche a pedido de la Junta Directiva, en medio de una investigación federal sobre presunta malversación de fondos sindicales.

Su renuncia, anunciada en un correo electrónico del sindicato a los miembros, se produjo horas después de que agentes del FBI allanaron las oficinas de la SBA en el Bajo Manhattan y la casa de Mullins en Port Washington (Long Island), ayer por la mañana.

Mullins ha sido un crítico frecuente del alcalde Bill de Blasio y del liderazgo de la policía de Nueva York bajo su gobierno. En cambio, es un partidario de Donald Trump y lo visitó en la Casa Blanca en febrero de 2020.

“Dada la gravedad de este asunto y la incertidumbre de su resultado, la Junta Ejecutiva de la SBA ha solicitado que el presidente Mullins renuncie a su puesto como presidente de la SBA”, decía el correo electrónico. “Esta noche, el presidente Mullins acordó presentar su renuncia como presidente de la SBA”.

Los agentes confiscaron equipos informáticos de la casa de Mullins y se llevaron otras posibles pruebas, incluidas cajas de documentos, de la sede del sindicato policial en Tribeca. El portavoz del FBI, Martin Feely, confirmó las redadas, pero no dio más detalles sobre la naturaleza de la investigación en ese momento.

Un funcionario policial de alto rango no identificado dijo que la investigación involucró sospechas de fraude postal y electrónico, o malversación de fondos de la SBA.

“La naturaleza y el alcance de esta investigación criminal aún no se han determinado”, agregó el sindicato en el correo electrónico de anoche. “No tenemos ninguna razón para creer que cualquier otro miembro de la SBA esté involucrado o sea blanco de este asunto”.

Oficial de policía desde 1982, Mullins ascendió a sargento en 1993 y fue elegido presidente del sindicato de sargentos en 2002. La SBA representa a unos 13,000 sargentos de policía de Nueva York activos y retirados y controla un fondo de jubilación de $264 millones de dólares.

Tras la renuncia sindical, Mullins aún es sargento del NYPD y será enviado de regreso a su comando original en la 1era Comisaría del Bajo Manhattan, a menos que opte por retirarse del departamento, dijeron fuentes al New York Post.

Al conocerse los allanamientos, el alcalde de Nueva York calificó a Mullins de “divisivo”, pero reiteró que no conocía los pormenores de la investigación del FBI. “No sé los detalles y no sé a quién va dirigido”, dijo. Y agregó: “Hemos visto algunas acciones muy destructivas de la SBA“.

Más tarde, De Blasio dijo que “Ed Mullins deshonró su uniforme, su ciudad y su sindicato más veces de las que puedo contar (…) Era sólo cuestión de tiempo antes de que su odio interminable lo alcanzara. Ese día ha llegado”.

El congresista Ritchie Torres -a quien siendo concejal Mullins lanzó insultos homofóbicos el año pasado por apoyar el retiro de fondos a NYPD- también se mostró ayer satisfecho con su intempestiva salida. “Ed Mullins ha pasado su carrera abusando del poder y traficando con odio, y sus fechorías finalmente lo han enviado a la jubilación, que es exactamente donde pertenece”, dijo Torres en un comunicado.

(Con información de El Diario de NY)

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.