En carta de renuncia, Kimberly dice enfrentó el sicariato en Pedro Brand y ahora enfrenta al sicariato moral

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Santo Domingo, RD.- En la carta de renuncia que Kimberly Taveras Duarte envió al presidente Luis Abinader, dice que así como enfrentó el sicariato que se quiso apoderar de Pedro Brand, por lo que ganó el reconocimiento y respecto de su comunidad, ahora se debe enfrentar al sicariato moral, el cual dice enfrentar con la misma determinación y gallardía que la caracterizan.

Taveras, quien tenía casi dos meses en licencia, para el Ministerio Público investigue el origen de su patrimonio, tras los reportajes publicados al respecto en el programa Nuria Investigación Periodística, hizo pública la carta que le entregó al presidente Luis Abinader.

En la misiva dice que “Solo espero, que esa justicia independiente que con efusividad investiga y persigue el señalamiento público, tenga la valentía de reconocer a los inocentes”.

Texto íntegro de la carta que le entregó a Luis Abinader

Hoy hacen ya 50 días que decidí apartarme del cargo de ministra que ostento mediante una licencia que permitiese al Ministerio Público obrar   con libertad en sus indagaciones sobre los hechos que un programa de televisión que tergiversó, fruto de una serie de reportajes en los cuales se cuestionaban mis actividades comerciales de cuando no era funcionaria pública, sembrando confusión en una sociedad con legítima sed de justicia.

A casi dos meses de esta licencia que dejó acéfalo el Ministerio d ela Juventud, aun el Ministerio Público no ha concluido con las indagaciones a las que he sido sometida, afectando seriamente la tranquilidad de mi vida personal, la de mi familia, además de mis actividades profesionales y políticas.

Al ser una joven formada políticamente, bajo la firme concepción de que las instituciones son el pilar en la que se sustenta la sociedad moderna, estoy consciente de que no puedo seguir sometiendo al ministerio a la incertidumbre administrativa actual, sin que eso lacere mis principios. En ese sentido y en aras de que mi búsqueda de justicia no perjudique la buena imagen de usted y nuestro gobierno,  hoy me aparto definitivamente del cardo de Ministra de la Juventud.

Soy una joven de La Guáyiga, graduada con honores de la UASD gracias al apoyo de mis padres, que se destacó en la política por mi trabajo comunitario y enfrentado el sicariato que quiso apoderarse de Pedro Brand, razón por la cual me gané el reconocimiento y respeto de mi comunidad. Ahora, me debo enfrenar al sicariato moral, que como ayer pretende evitar que las jóvenes mujeres de la Guáyuga y de las otras Guáyigas del país sean reconocidas, lo cual haré con la misma determinación y gallardía que me caracteriza. Solo espero, que esa justicia independiente que con efusividad investiga y persigue el señalamiento público tenga la valentía de reconocer a los inocentes,  pues solo así podremos ser garantes de que los jóvenes de hoy y de mañana no importa  si viene de Piantini o de la Guáyiga, puedan gozar de esa anhelada justicia a la cual usted le ha dado su primer aire de libertad. Que Dios le bendiga señor Presidente.

Sin más y reiterando mi sentimiento de alta estima y mi compromiso con el desarrollo de  nuestra nación, queda de usted.

Kimberly Taveras Duarte

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.