Emma Coronel “está nerviosa” por el limbo legal que enfrenta en prisión, donde está en cuarentena por COVID-19

Lee y Comparte

Slider

Aunque se muestra tranquila, Emma Coronel está nerviosa y a la expectativa de su proceso en la Corte de Distrito en Washington, D.C., debido al “limbo legal” en el que se encuentra, pues no ha sido acusada formalmente de los señalamientos en su contra.

Así lo reveló la abogada Mariel Colónen entrevista a este diario, donde dijo que ha hablado con la esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera en varias ocasiones y “casi a cualquier hora” puede comunicaerse con ella a la prisión en Alexandria City, Virginia, a donde fue enviada tras ser detenida el lunes en el Aeropuerto Internacional de Dulles.

“Prácticamente está en un limbo… porque se tiene que ver qué es lo que realmente van a acusar los fiscales”, indicó Colón. “Está bien entre lo que cabe, está pasando por una situación difícil en estos momentos, un poco nerviosa, en el sentido porque es un lugar nuevo donde está, no lo conoce”.

Agregó que Coronel confía en las acciones de su defensa, integrada por Colón y Jeffrey Litchman, quien lideró a los abogados de Guzmán Loera en la corte de Nueva York.

“Ha depositado mucha confianza tanto en mí como en mi colega”, dijo Colón, quien en otras entrevistas ha reconocido tener una relación estrecha con la esposa de Guzmán Loera, debido a que tuvo que acompañarla durante el juicio contra su esposo en la Gran Manzana, ayudarle con traducciones, además de ser su abogada personal.

Agregó que la exreina de belleza, quien tiene nacionalidad mexicana y estadounidense, está preocupada por sus hijas, pero no ha podido hablar con ellas.

También señaló que Coronel está en una cuarentena de 14 días, debido a los lineamientos sobre COVID-19.

“Yo le reportó cómo está la familia (las hijas), de cómo va el caso”, dijo. “Ahora mismo la tienen en cuarentena de 14 días, es política de cada cárcel. Cuando un nuevo recluso llega lo ponen po 14 días solo, les hacen la prueba. Ella está en una celda sola, pero no están incomunicada de sus abogados, no ha podido hablar con su familia”.

¿Sin acusación formal?

Tal como un experto explicó a este diario, Colón señaló que su clienta enfrenta –por ahora– señalamientos criminales, pero no hay una acusación formal, lo que se conoce como “indicment”, la cual debe ser liberada por un gran jurado, algo que los fiscales, liderados por Anthony Nardozzi, decidirían más adelante.

“Es un proceso acusatorio, no es un ‘indicment’ (acusación formal), la diferencia con un ‘criminal complaint’ (proceso acusatorio), los cargos criminales se indican contra la persona, pero un ‘indictment’ esos cargos a su vez están presentados ante un gran jurado”, expuso Colón.

La abogada no descartó que los fiscales decidan presentar el caso ante un gran jurado, y la jueza Robin Meriweather, de la Corte de Distrito de Washington, D.C., adelantó que Coronel enfrentaría mínimo 10 años de prisión y máximo cadena perpetua por los hechos en su contra.

“Es estrategia de ellos”, dijo, aunque si buscan que las acusaciones en contra de Coronel avancen deberán acusarla formalmente. “Eventualmente el caso se va a mover, eventualmente tendrá que ir a un gran jurado. El hecho de que no haya no significa que no se va a llevar”.

Perseguida por hecho en México

Los fiscales acusan que Coronel ayudó a su esposo a escapar de la prisión del Altiplano, en México, en 2015, proceso que fue detallado por el exsocio de Guzmán Loera, su compadre Dámaso López Núñez, alias “El Lic”, a quien le redujeron la sentencia de cadena perpetua a dos días de que la esposa de “El Chapo” fuera arrestada.

Sin embargo, el hecho habría ocurrido en México, por lo que la defensa considera injusta esa persecución, aunque está atenta a la estrategia de fiscales.

“Ellos están atando la conspiración (del escape)… que, al sacar al señor Guzmán de la cárcel, él continuó alegadamente con el tráfico de drogas y ella es culpable de la conspiración de tráfico de drogas, esa va a ser la manera que ellos (fiscales) van a explicar”, adelantó Colón.

Sobre la siguiente audiencia dijo que podría ser en tres semanas o antes, algo que deberán coordinar con los fiscales. Es posible que se presente entonces una propuesta de fianza, pero también se espera que el caso pase a un juez de Distrito.

Coronel fue detenida bajo sospecha de tráfico internacional de marihuana, cocaína, heroína y metanfetaminas, según una declaración jurada del agente del FBI, Eric S. McGuire.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.