El tribunal libera al ex senador Tommy Galán de todas las acusaciones.-

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional absolvió este jueves al exsenador Tommy Galán de todas las acusaciones que pesaban contra él por el caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

De acuerdo al tribunal, el Ministerio Público no presentó pruebas fehacientes que ligaran al ex legislador con las acusaciones de haber influido desde su posición de presidente de la comisión de finanzas del Senado para la adjudicación en favor de Odebrecht de varias obras de infraestructuras.

Entre estas, la autopista del Coral, la carretera Bávaro-Miches-Sabana de la Mar, el acueducto Hermanas Mirabal, la presa de Palomino, la hidroléctrica Pinalito y el acueducto de Samaná, donde, afirmaron las tres juezas, se cumplieron con los procedimientos y trámites que ordena la Constitución y el reglamento del Senado.

“No tienen fundamento las acusaciones de que Tommy Galán usara su influencia para promover sin los trámites debido estos financiamientos, ni existen pruebas de que haya recibido sobornos por parte de Odebrecht”, expresó la sentencia.

También fue liberado de las acusaciones de falsedad en su declaración jurada, ni enriquecimiento ilícito, ni lavado de activos.

El tribunal aseguró que no existen pruebas que determinen que Tommy Galán recibiera aportes por parte de Ángel Rondón para sus campañas electorales.

“Tampoco incurrió (Galán) en pre-varivación ni en asuntos incompatibles con sus funciones (…) no se ha demostrado que haya incurrido en el tipo ilícito de sobornos ni falsedad de declaración jurada, ni cohecho”, afirmaron las juezas.

Este jueves el tribunal dicta sentencia del caso Odebrecht, en el que se investiga el pago de sobornos por parte de la constructora brasileña para adjudicarse obras públicas en el país y conseguir la aprobación de la correspondiente financiación.

La empresa admitió haber pagado 92 millones de dólares en sobornos entre 2001 y 2014, en un acuerdo firmado con la Justicia de Brasil, Estados Unidos y Suiza.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.