El presidente de Irak apela a la «lógica» para salir de la crisis

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Bagdad.- El presidente de Irak, Barham Saleh, pidió este sábado a los partidos políticos que recurran al «lenguaje de la lógica» para salir de la grave crisis económica y social en la que está sumido el país, así como atajar la corrupción para que las próximas elecciones parlamentarias se celebren a tiempo.

En su discurso de apertura para la IV Conferencia de Organizaciones de la Sociedad Civil iraquí, Saleh pidió a las fuerzas políticas que «recurran al lenguaje de la lógica para superar las crisis, luchar contra el dinero político y frenar la corrupción», de cara a los próximos comicios programados para el 10 de octubre.

«La celebración de las elecciones a tiempo es un derecho nacional y una demanda popular», dijo el presidente, que también pidió la participación de todos los iraquíes en esta cita electoral anticipada y convocada en respuesta a las demandas de los manifestantes durante las protestas iniciadas en octubre de 2019.

«El acceso al pueblo es la solución para enfrentar los desafíos económicos y de seguridad», agregó Saleh quien enfatizó «la necesidad de avanzar con reformas reales para reducir la brecha» entre la poderosa clase política del país y su población.

Saleh dirigió estas palabras después de una tensa semana en Bagdad en la que al menos un manifestante murió en choques con las fuerzas de seguridad durante una protesta contra la violencia ejercida por las milicias proiraníes, que en las últimas semanas han protagonizado secuestros y asesinatos de activistas críticos.

Las autoridades iraquíes han expresado recientemente su preocupación por la violencia de estas milicias progubernamentales y han criticado sus actuaciones, algo que ha acentuado aún más la brecha entre el Gobierno y los grupos armados.

En medio de este escenario, Irak se prepara para la celebración de comicios y, para ello, pidió a la ONU renovar su mandato un año más para garantizar la «integridad» del proceso electoral, algo que fue aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el pasado día 27.

De acuerdo con el Ministerio de Exteriores de iraquí, esta resolución fue adoptada «para enviar un equipo de la ONU a monitorear las elecciones en Irak».

La celebración de elecciones anticipadas fue la primera promesa del primer ministro, Mustafa al Kazemi, que asumió el cargo después de que su predecesor, Adel Abdelmahdi, dimitiera en noviembre de 2019 en medio de violentas protestas en todo Irak, en las que murieron alrededor de 600 manifestantes por la represión policial.

Fuente: EFE

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.