El matrimonio de Kim y Kanye no tiene remedio

Ni el dinero ni el amor: qué es lo que le preocupa a Kim Kardashian de su divorcio con Kanye WestLa separación de la pareja más poderosa de Hollywood sería un hecho. Por el momento, sus protagonistas no han dicho nada al respecto

En las últimas semanas, los rumores de un inminente divorcio entre Kim Kardashian y Kanye West son cada vez más más fuertes. En el caso de concretarse la separación, una de las parejas más poderosas de Hollywood tendrá que resolver cómo repartirán los millones que hicieron durante su tiempo juntos. Pero a la mediática estadounidense lo que más le preocupa en estos momentos son sus cuatro hijos.

Kim está pensando en el bienestar de los niños mientras se avecina una posible separación de West. La famosa pareja tiene a North, de 7 años, Chicago, que cumplirá 3 el viernes, Saint, de 5, y Psalm, de 2. En medio de las noticias de que Kardashian se está preparando para solicitar el divorcio de su marido después de casi siete años de matrimonio, una fuente le dijo a People que está preocupada por lo que eso significará para los niños. “Son muy importantes para ella y le preocupa cómo será una separación definitiva para ellos.

“Durante los últimos meses e incluso más, tratar de ser una familia normal ha sido desafiante y frustrante. Quiere seguir adelante”, afirmó una persona cercana a la pareja a la revista People. Al parecer, Kardashian ha estado luchando en su decisión de si poner fin o no a su matrimonio con West tras un año tumultuoso que incluyó la controvertida carrera presidencial de su marido y su lucha pública contra el trastorno bipolar.

“El matrimonio de Kim y Kanye no tiene remedio”, dijo otra fuente a la revista People. “Kim ha superado el caos de Kanye, y en este punto solo quiere concentrarse en los niños y en su propia vida”. En el futuro, el informante dijo que Kardashian quiere seguir viviendo en Los Ángeles y “crear la mejor vida para los niños”. “Simplemente no están en la misma página cuando se trata de su futuro como familia”, continúa la fuente de Kardashian y West. “Y Kim está de acuerdo con eso. Ella hará todo lo posible para que los niños tengan una gran relación con Kanye, simplemente no quiere estar casada con él”.

No se ha visto a la mediática estadounidense, de 40 años, usando su anillo de bodas, y West, de 43, permaneció en su rancho de Wyoming de USD 14 millones durante las vacaciones en lugar de usar ese tiempo con la familia Kardashian, que generó críticas por sus extravagantes y multitudinarias celebraciones en plena pandemia de coronavirus.

“Kim consiguió que Kanye fuera allí [Wyoming] para que pudieran vivir vidas separadas y en silencio arreglar las cosas para separarse y divorciarse. Para ella la relación se terminó”, dijo una fuente en declaraciones al sitio Page Six.

La persona cercana al matrimonio agregó que si bien Kim ha hecho mucho en el pasado para proteger y ayudar a Kanye a lidiar con sus problemas de salud mental, ahora dijo “basta”. Hay que recordar que Kardashian además de poseer una marca de cosméticos y ropa que le generan millones año además estudia para convertirse en abogada.

“Se toma en serio su carrera en la abogacía así como su campaña de reforma penitenciaria. Mientras tanto, Kanye se postula para presidente y dice estupideces, y ella ya ha tenido suficiente”, añadió el informante al medio estadounidense.

Los rumores en torno al matrimonio de West y Kardashian se sucedieron a lo largo de 2020, especialmente por el extravagante anuncio de West de que quería optar a la presidencia de Estados Unidos. Las desconcertantes aspiraciones políticas de West unidas a un comportamiento muy errático e impredecible en las redes sociales han hecho sonar las alarmas en torno a la salud mental del talentoso músico, quien padece un trastorno bipolar.

Ni Kim ni Kanye necesitan el uno del otro para vivir holgadamente.

La pareja firmó un contrato prenupcial en marzo de 2014, dos meses antes de su millonaria boda en en Florencia, Italia. Hoy el acuerdo parece obsoleto. En ese año, el músico tenía una fortuna estimada de USD 100 millones, contra USD 40 millones de su esposa. Kardashian ahora posee 780 millones, frente a los 1.300 millones de West. A cargo de la disolución de su matrimonio estaría la famosa y temida abogada Laura Wasser, que ha representado a famosos como Angelina Jolie, Britney Spears y Johnny Depp.

De acuerdo a lo informado por Forbes, el rapero tendría una fortuna que alcanza los USD 1.260 millones. Pero en abril del año pasado fue el mismo West el que envió a la revista un mensaje en el que aseguraba que su patrimonio era mucho mayor. “No son mil millones. Son USD 3,3 mil millones (los que tengo), nadie en Forbes sabe contar”, señaló el polémico músico. Pese al enojo de West, la revista defendió su cifra.

La mayor parte de la fortuna de West proviene de su marca de calzado Yeezy. El valor de la empresa está vinculado a Adidas, que fabrica, comercializa y distribuye el calzado.

Forbes calcula que Kim Kardashian tiene una fortuna que se aproxima a los USD 750 millones. La mayor parte de su dinero se encuentra en una marca con su nombre. En octubre de 2020, la publicación estimó que la participación del 72% en su compañía de cosméticos KKW Beauty tiene un valor de aproximadamente de USD 500 millones.

Además Kardashian ganó millones de dólares tras 13 años de protagonizar el reality “Keeping Up With the Kardashian”. A esto se suma su marca de ropa interior Skims. El año pasado sumó más cifras a su fortuna con la venta del 20% de KKW Beauty a la compañía multinacional Coty, por nada menos que USD 200 millones en efectivo.

La pareja además es propietaria de varias casas, incluida la mansión ubicada en Calabasas, Los Ángeles, un condominio en Miami y dos ranchos en Wyoming. De acuerdo con los documentos que West envió a Forbes, también hay en juego USD 5 millones en obras de arte, USD 4 millones en vehículos y USD 3,2 millones en joyas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.