El Destino de Cesar «El Abusador»

Por Cándido Simón.-

1. El arresto en la ciudad colonial de Cartagena en Colombia del fugitivo dominicano Cesar Emilio Peralta (a) «El Abusador» plantea varias situaciones procesales.

2. Está siendo requerido por la Justicia Federal de Estados Unidos en Puerto Rico y por la República Dominicana, en ambos por narcotráfico y lavado de activos

3. Si el Gobierno de Colombia decide enviarlo a Estados Unidos deberá agotar el complejo proceso judicial de Extración, pero si lo hace hacia RD bastaría que el Ejecurivo lo deporte por ser un ciudadano dominicano.

4. La deportación a este país, donde tiene cargos de narcotráfico y lavado de activos junto a siete imputados, incluida su esposa y madre de tres hijos, habría que levantarle los cargos por supuesta autoría para poder extraditarlo desde aquí a Estados Unidos, en cuyo caso sus complices podrían ser exculpados en principio, por aquello de que «no hay cómplice si autor», a menos que el Ministerio Público logre retenerles algún apice de autoría mediata a estos últimos.

5. La Extradición a Estados Unidos sería estratéficamente más conveniente a las autoridades dominicanas porque así no tendría que retirarle los cargos y podrían procesarlo una vez que haya cumplido la eventual pena en aquél país, a menos que allí se le juzgue por los mismos hechos que los sindicados aquí o que en ese momento haya prescrito la acción penal.

6. En esa circustancia, nada impediría que lo procesen, juzguen y condenen en Estados Unidos y una vez hecho esto, lo trasladen bajo arresto al país para procesarlo mientras cumple condena, en aplicación de los acuerdos de colaboracion judicial internacional vigentes entre ambos países en asuntos de criminalidad organizada.

7. En cualquier caso, vale retener que la experiencia del país al rerirar los cargos para facilitar la extradición a aquel país no ha sido buena, pues allí usualmente negocian por «plea beargin» con los extraditados dominicanoa que después de unos años regresan ricos y envalentonados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.