Vías que llevan a Samaná costaron US$342 millones

Lee y Comparte

Slider

Si se toma en cuenta la cantidad de recursos que el Estado dominicano ha pagado al consorcio Autopistas del Nordeste S.A. por la carretera Juan Pablo II y el Boulevard Turístico del Atlántico, habría que concluir en que efectivamente, ambas ya han sido pagadas.

Los desembolsos hechos hasta el día de hoy suman RD$26,835 millones, monto que calculado a una tasa de RD$58.5 representa US$458.71 millones.

La cifra está muy por arriba de la inversión real que se realizó en el proyecto de concesión a 30 años. En la presentación corporativa que tiene colgada en su página web, Odinsa, la empresa que opera ambas vías, afirma que en la Autopista del Nordeste, denominada Juan Pablo II, se invirtieron US$162 millones y en el Boulevard Turístico del Atlántico, US$180 millones.

Una inversión total de US$342 millones y no de US$305 millones, como se ha comentado oficialmente una y otra vez.

El Ministerio de Obras Públicas y Autopistas del Nordeste firmaron el 18 de julio de 2001 el Contrato de Concesión Administrativa en Régimen de Peaje de la Carretera Santo Domingo- Cruce Rincón de Molinillos.

Un año después, el 20 de marzo de 2002, la concesión fue aprobada por el Congreso Nacional y al año siguiente, el primero de septiembre de 2003, se suscribe el Acta de Finalización de la Etapa de Revisión de Diseños y Estudio de la Demanda, cuyo contenido establece que el costo de construcción sería de US$151.8 millones.

Entre los años 2003-2004, República Dominicana había sufrido una severa crisis bancaria que lo obligó a reestructurar su deuda pública externa.

Las concesiones viales constituyen una modalidad mediante la cual el Estado contrata a una empresa privada (concesionaria) que financia, construye, mantiene y opera una carretera a cambio de recibir los ingresos por peajes por un tiempo limitado.

De modo que en ese momento, una concesión era la opción perfecta para ejecutar una obra de infraestructura de esa naturaleza. Aun así, había importantes desafíos a la hora de planificar el proyecto, entre ellos: conseguir los recursos en el mercado internacional y hacer una acertada predicción del tráfico a 30 años para que la empresa concesionaria pudiera recuperar su inversión inicial cobrando peajes razonables.

Los recursos de la carretera Juan Pablo II fueron provistos por un financiamiento de US$162 millones obtenido el 28 de febrero de 2006 a través de la colocación de bonos corporativos a un plazo de 20 años, con dos años de gracia y un rendimiento anual de 9.39%, que fue coordinada por Morgan Stanley.

Para el Boulevar Turístico del Atlántico, el Banco Interamericano de Desarrollo, por medio de su Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo (SCF) otorgó un financiamiento de US$44,8 millones. La operación fue aprobada en septiembre de 2009, momento en que dada la situación macroeconómica se experimentaba una carencia de liquidez internacional para financiar proyectos de infraestructura, constituye el primer préstamo sin garantía soberana aprobado por el Banco para un proyecto vial en el país.

También participaron en la financiación del proyecto: el Banco Europeo de Inversión (BEI), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (PROPARCO). La Autopista del Nordeste reduce de cinco a menos de dos horas el tiempo de viaje entre Santo Domingo y la península de Samaná, en un trayecto de 107 kilómetros y conecta con el Boulevard Turístico del Atlántico, que comunica a los municipios de Nagua, Sánchez, Samaná, el Rincón y Las Terrenas.

La concesionaria opera en tres países más

Odinsa se dedica a la promoción, estructuración, desarrollo y gestión de proyectos de infraestrura vial y aeroportuaria. Pertenece al Grupo Argos, entidad empresarial con más de 80 años de trayectoria.

Tiene presencia en cuatro países: Colombia, Ecuador, Aruba y República Dominicana, cuenta con un portafolio conformado por 2 concesiones aeroportuarias y 7 viales, de las cuales 5 están en operación y mantenimiento.

Actualmente, tiene participación en los proyectos de infraestructura denominados: Pacífico 2, Autopistas del Café, Malla Vial del Meta, Boulevard Turístico del Atlántico, Green Corridor, Aeropuerto El Dorado y Aeropuerto Mariscal Sucre.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.