El cuádruple campeón mundial, Canelo Álvarez (55-1-2; 37 KOs) anduvo sobre el ring como Pedro por su casa, en absoluta libertad.

Lee y Comparte

Slider

@navas_mundial

Su rival, el turco Avni Yildirim, no significo siquiera en un segundo de los tres rounds oposición mas fue blanco de fuertes combinaciones del mexicano, quien lo envió a la lona luego de un derechazo en la cara.

El turco, atizado por los golpes sucesivos de Canelo, intentó salir en el cuarto asalto de su pelea de esta madrugada en el Hard Rock Stadium de Miami.

Canelo, considerado por muchos expertos el mejor peleador libra por libra de la actualidad, mostró un nivel extraordinario, de tal modo que anuló a Yildirim, quien no peleaba desde febrero de 2019, mantuvo sus dos coronas de peso supermedio (168 libras) avaladas por la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo.

La pelea fue un monólogo de Álvarez frente a un rival decepcionante, pues no lanzó ningún ataque certero al campeón.

La noticia saltó nada más acabar la pelea, cuando el promotor Eddie Hearn anunció que habrá una unificación en la categoría supermedio entre el campeón de Guadalajara y Billy Joe Saunders, un duelo que sin duda será más apasionante que el de Yildirim; aunque no se especificó el lugar, será en el mes de mayo.

Álvarez se mostró encantado con el reto pues, como dijo, «quiero seguir haciendo historia», pero incluso se excusó por la poca exigencia de Yildirim: «Tenía que noquear y es lo que he hecho. Me siento rápido y cómodo, creo que es mi mejor momento.

«Tenía que hacer este combate si quería unificar todos los cinturones del supermedio», dijo Canelo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.