EE.UU. programa nuevas sanciones para líderes venezolanos

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

EEUU .ha amenazado a Venezuela con una retaliación económica “severa y rápida” — allanando el camino para imponer sanciones a sus oficiales más altos — a menos que el presidente Nicolás Maduro abandone sus planes de reescribir la constitución para consolidar su poder.

La Casa Blanca ha estado intentando encontrar la manera de responder ante el plan del Sr. Maduro para crear una “Asamblea Constituyente” — con el propósito de reescribir la constitución — el 30 de julio. Después de que 7 millones de venezolanos rechazaron el plan el domingo mediante un referéndum organizado por la oposición, el presidente Donald Trump afirmó que estaban siendo “ignorados por un líder malvado que sueña con ser un dictador” y que él no va a quedarse “con los brazos cruzados mientras se derrumba Venezuela”.

Los expertos sobre el tema de Venezuela dicen que la Casa Blanca probablemente considerará una gama de opciones, incluyendo más sanciones para miembros del régimen y la suspensión de relaciones diplomáticas con Caracas. La medida más drástica sería imponer sanciones sobre la industria petrolera del país o limitar las importaciones del crudo venezolano.

Moises Rendon, un experto en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, un grupo independiente en Washington, dice que el Sr. Trump le está dando más prioridad a Venezuela que la administración Obama porque el país está “entrando en una de las peores crisis humanitarias en la historia de la región”.

“La dinámica ha cambiado muchísimo”, dijo Mark Feierstein, el director del consejo de seguridad nacional para América Latina de la Casa Blanca durante la administración Obama. “La posición de Maduro ahora es mucho más débil que hace unos años y el rechazo regional de su gobierno es más fuerte debido a que los nuevos gobiernos en Argentina, Brasil y Perú han asumido una postura más firme”.

Las encuestas sugieren que 75 por ciento de los venezolanos se oponen a la creación de una asamblea constituyente. Hasta hace poco, la mayor parte de la oposición se había centrado dentro de Venezuela, de parte de ciudadanos normales, de activistas y hasta de la fiscal general. Pero recientemente la crisis ha sido notada a nivel internacional provocando una respuesta de la Organización de Estados Americanos, la mayoría de los países en América Latina y ahora de la UE y de EEUU exigiendo que el Sr. Maduro dé marcha atrás.

Marco Rubio, un senador republicano de Florida, dijo que la asamblea constituyente “convertiría a Venezuela en un modelo del gobierno cubano. No habrá otra dictadura en el hemisferio occidental “, dijo en Facebook Live.

Dany Bahar, un investigador del Brookings Institution, dijo que el paso más extremo sería dejar de comprar el petróleo venezolano. Él afirmó que eso reduciría drásticamente los ingresos del gobierno y pondría en peligro los pagos a los tenedores extranjeros de bonos venezolanos. “Esto aumentaría las probabilidades de un impago”, dijo el Sr. Bahar, “y obstaculizaría sus posibilidades de permanecer en el poder”.

Las sanciones de la industria petrolera de Venezuela podrían tener un impacto significativo en EEUU. Citgo, el grupo de refinerías propiedad de la petrolera nacional de Venezuela PDVSA, tiene cerca de 6,000 gasolineras de propiedad local en EEUU que emplean a 46,000 personas. También tiene tres refinerías y 50 terminales de combustible en EEUU.

Federica Mogherini, jefa de política exterior de la UE, ha pedido que los países latinoamericanos formen un “grupo de amigos” aceptable tanto para el gobierno venezolano como para la oposición que podría ayuda a negociar un acuerdo. “Apoyaríamos plenamente este proceso regional”, dijo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.