Eddy Olivares: “Arrastre de senadores es vergonzosa aberración”

El dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y ex miembro de la Junta Central Electoral, Eddy Olivares, manifestó que la decisión del Partido Revolucionario Moderno de solicitarle a la Junta Central Electoral, aplicar la ley 15-19 y eliminar el arrastre del diputado al senador, “es correcta y muy cortés”, tomando en consideración que el órgano electoral está en la obligación de aplicar y cumplir de manera integral la Ley Orgánica del Régimen Electoral.

Olivares opinó que el mecanismo de arrastre de los diputados a los senadores, que solo se aplica en la República Dominicana, “constituye una de las más vergonzosas aberraciones del Sistema Electoral Dominicano”.

Dijo que los primeros que debieron reclamar su eliminación son los senadores que cuentan con liderazgos suficientes como para no necesitar que los diputados de sus partidos los mantengan en la Cámara Alta.

“Sin embargo, el Partido de la Liberación Dominicana se ha empecinado en mantener el arrastre, por encima de lo constitucionalmente correcto, porque estima que es más fácil y efectivo comprar la voluntad de los electores, con los recursos del Estado, por medio de los diputados que de los propios senadores. Esta es la razón por la que el partido de gobierno obtiene casi la totalidad de los escaños del Senado de la República”, indicó.

Argumentó que no obstante, debido al apresuramiento con que fue aprobada la Ley No. 15-19, Orgánica del Régimen Electoral, a los dirigentes del PLD que tuvieron a cargo su elaboración, así como a los propios senadores, se les escapó asegurar el arrastre de los diputados a los senadores.

Explicó que por el contrario, en el artículo 92, sobre las elecciones, aprobaron el nivel senatorial y el nivel de diputaciones, por separado. Una interesante novedad de la Ley 15-19. Lo que deja claramente establecida la separación del voto del senador del voto del diputado.

“Como para despejar cualquier duda, la nueva Ley Orgánica del Régimen Electoral establece en su artículo 267, la utilización de la Ley 157-13, sobre Voto Preferencial, para la asignación de los escaños correspondientes a los representantes electos para la Cámara de Diputados, Concejos de Regidores y Juntas de Vocales. Nada que ver con los senadores, a pesar de que esta ley fue la que consagró el arrastre de los diputados a los senadores, al disponer que cuando el elector decidía marcar al candidato a diputado favorecía al candidato a senador del mismo partido”, indicó.

Sostuvo que no cabe duda que la Ley 157-13, sobre el voto preferencial, en lo referente al referido párrafo, que exigieron los senadores como condición para aprobarla, está viciada de inconstitucionalidad, debido a que viola la Constitución Política en su artículo 77, que establece que la elección de senadores y diputados se hará por sufragio universal directo.

“En ese sentido, la aberración que bien pudo corregir el Tribunal Constitucional, la ha corregido, oportunamente, el propio legislador, al disponer, en la Ley Orgánica del Régimen Electoral, un nivel de elección para los senadores, expuso.

A su entender debe estar fuera de discusión que a partir de las próximas elecciones los senadores tendrán que ser elegidos con el voto directo de los electores, es decir, con sus propios votos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.