Dominicana gana invicta el Grupo B y avanza a semifinal

SANTO DOMINGO. Perú aprendió la lección. Décadas atrás también le tocó a República Dominicana, que, ya en otro nivel, ayer siguió con su avance sin mancha en esta Copa Panamericana de voleibol femenino al vencer a Perú 3-0 (25-19/25-16/25-18).

El torneo recesa este jueves para todos los equipos en la Copa.

La contienda retorna mañana. Dominicana quedó sembrada en el Grupo B con marca de 5-0 y se sienta para las semifinales que serán el sábado. Los equipos ubicados en segundo y tercer lugar jugarán el viernes en cuartos de final.

El juego fue disputado pese a que se definió en tres sets, pero Perú estaba en su casa, en el Coliseo Eduardo Dibós, de Lima, lleno para la ocasión.

No iba a ser sencillo. Se trataba de dos selecciones que vienen creciendo en rivalidad en sus últimas competiciones. La diferencia en el ranking mundial de la FIVB poco importa. Perú, en el 29, no cedía pese al empuje de Dominicana (9) en el primer set. No se regaló nada.

En el primer set se sintió la rivalidad, más evidente en el punto 17, que fue un bloqueo de Perú (17-22) a Gina Mambrú, que trajo como consecuencia un “perreo” de la jugadora peruana, por lo que el árbitro principal llamó a las dos capitanas, Bethania de la Cruz, de RD y Mirtha Uribe, de Perú, para advertir a ambos equipos.

Finalmente De la Cruz marcó el punto 24, un mazazo que no encontró oposición por el lado izquierdo y Dominicana siguió luego con un bloqueo para definir el set 25-19.

En el segundo set, Dominicana se fue 4-2, pero Perú marcó un rally para irse delante con 5-4. Eso duró poco, pues Dominicana, además de su superior ataque, se vio ayudada por errores en el saque de las suramericanas y así las isleñas se fueron al primer tiempo técnico con un 8-7. Sólo en esta fase, Perú cometería cinco errores, que servirían para que marquen puntos las domnicanas.

Al regreso, las quisqueyanas realizaron un rally para ponerse 13-8, que obligó al dirigente peruano, Luizomar de Moura, de Brasil, a solicitar tiempo, algo que nunca hizo su compatriota Marcos Kwiek, dirigente del equpo dominicano. El saque de Gina Mambrú y el ataque por la zona centro hacía mucho daño a las suramericanas, no sólo en este set, sino en todo el partido.

Finalmente Perú consiguió un punto para detener el rally en 15-9 y un mal saque peruano llevó a las dominicanas al segundo tiempo técnico con un 16-9.

Al regreso, con De la Cruz al saque, el dominio siguió a un 18-9 y hubo otro tiempo peruano. Finalmente de la Cruz dejó la bola en la red para un 19-10. Algunos errores de fildeo de las merengueras permitieron que sus rivales se crecieran para un 16-23, pero un balón largo en saque de Perú y un remate de Yonkaira Peña culminaron el set 25-16.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.