Dolor en Villa Mella por muerte de adolescente

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Santo Domingo.-Llantos y clamor de justicia es lo que se escucha la mañana de este martes en el barrio Villa Marina, de Villa Mella, en la casa en donde vivía Fernelis Carrión Saviñon, el adolescente de 16 años que fue asesinado supuestamente por un sacerdote.

Alexander Saviñon, uno de los hermanos del occiso, reveló que su hermano desapareció la mañana del viernes cuando tomó un taxi para ir a la casa del sacerdote Elvin Taveras Durán.

Sin embargo ,este no dijo donde iría. Al pasar las horas y no tener noticias suya, comenzaron a llamarlo por teléfono, pero este no contestaba.

Fue entonces cuando el sábado le preguntaron al taxista, quien lo llevó donde había dejado al joven el viernes.

Dijo que fue el padre Taveras Durán quien lo recibió y entró junto al joven a la casa, en el sector de Hainamosa, Santo Domingo Oeste.

Los agentes de la Policía apresaron al sacerdote y se lo llevaron detenido al destacamento Felicidad, en el sector Los Minas, donde alegadamente  admitió el crimen y condujo a los investigadores a un solar en Sabana Grande de Boyá, donde habría tirado el cuerpo.

En el barrio donde se crió Fernelis, todos los describen como un joven tranquilo que desde los 10 años pertenecía en la iglesia. Sus parientes creen que desde esa edad, el religioso estaba abusando de Fernelis.

Otra de las versiones es que supuestamente el religioso decidió asesinar al joven cuando este amenazó con delatarlo.
Taveras Durán permanece bajo control de la Policía Nacional, quienes continúan investigando el caso.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.