Diputada califica como un crimen nuevo impuesto al uso de los teléfonos en RD

Slider

Lee y Comparte

Por Antonio Heredia.-

PUERTO PLATA.- La legisladora Ginette Bournigal de Jiménez, calificó como un crimen materializado por sus colegas diputados la aprobación de una ley que impone un nuevo impuesto al uso de los teléfonos, bajo el alegato de que será para el 911.

Dijo que propuso en el hemiciclo de la Cámara Baja, que en vez de nuevos impuestos, se modificara la ley que establece un 2 % para el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), del costo de cada llamada, estableciendo una nueva distribución con el impuesto existente que sería un 1.5% para el 911 y un 0.5% para el INDOTEL y añadió que Ia ultima institución “es un barril sin fondo”.

“Ese 2% es un volumen de dinero exhorbitante.Por ejemplo, la nómina de INDOTEL publicada, no la escondida, sobrepasa los 50 millones de pesos mensuales, con muchísimos sueldos de 150 para arriba…Cuando usted compra una tarjeta de 100 pesos de llamada, le descuentan 18% de ITBIS, 10% del consumo, 2% para INDOTEL… Más ahora, aproximadamente otro 2.5%”, explicó la congresista a través de su cuenta de Facebook.

La diputada del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), sostuvo que por ese abuso convertido en ley, ahora una tarjeta de 100 pesos, en realidad será de 67.50 ya que los 100 pesos de llamada invertido por un consumidor antes de llamar, ya solo le quedarán  67.50 debido al abusivo cuarto impuesto a que será aplicado a las empresas de telecomunicaciones que se traducirá de forma directa a la población.

Bournigal de Jiménez ratificó que sus colegas diputados acaban de materializar otro crimen  con laaprobación de un nuevo impuesto pagado por las empresas de telecomunicaciones y reconoció que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) es la mayoría en las Cámara Legislativas, pero les advirtió que “no sigan apretando la tuerca a los ciudadanos dominicanos”.

Se recuerda que el nuevo impuesto aprobado con la mayoría mecánica de  legisladores oficialistas es de 0.02 dólares por minuto de diálogo telefónico internacional y de 0.25 dólares o su equivalente en moneda nacional por cada mini mensaje de texto internacional que termine en las redes de las prestadoras.

Pero esa idea es rechazada por las empresas de telecomunicaciones que operan en el país, que ya pagan tres gravámenes anteriores que a la vez traspasan a los clientes y que equivalen a un 30 por ciento de impuestos en cada factura por lo que objetan específicamente la imposición de una tasa al tráfico internacional como fuente de financiamiento, debido a que viola acuerdos internacionales y conllevaría nuevos gastos. 

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.