Descubren una nueva parte del cuerpo oculta en los pulmones

PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317
F1911753-0A7B-423F-84A2-4818C8AC0AE5
09AA900B-3293-4A8B-B975-1CD553E22C6C

Lee y Comparte

Shares

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EE. UU.) ha identificado un nuevo linaje de células secretoras que se encontraban ocultas en los pulmones humanos y, según explican los expertos en su estudio publicado en la revista Nature, tienen un papel fundamental en el mantenimiento de la sección de intercambio de gases y está alterado en la enfermedad pulmonar crónica.

Esta parte del cuerpo, estas nuevas células, denominadas células secretoras de las vías respiratorias (RASC), parecen desempeñar un papel importante en la regeneración de otras células que son esenciales para el funcionamiento normal de los alvéolos.

Actividad genética de las células

Los científicos hicieron el descubrimiento mientras estudiaban la actividad genética de las células pulmonares de donantes humanos. Encontraron que las células secretoras de las vías respiratorias estaban ubicadas en las ramas distales de las vías respiratorias, donde producen proteínas que forman el líquido que recubre las mismas vías que participan en la respiración

La célula recién descubierta juega un papel crucial en mantener intacto el funcionamiento del sistema respiratorio. Estas células se encuentran en pequeños conductos ramificados conocidos como bronquiolos; son muy parecidas a las células madre: son capaces de reparar las células de los alvéolos (los sacos de aire de los pulmones) dañadas y transformarlas en otras nuevas.

Para identificarlas, los investigadores tomaron muestras de tejido pulmonar de donantes humanos sanos y analizaron los genes dentro de las células individuales, lo que dio como resultado el hallazgo de las células previamente desconocidas (aunque también las encontraron en hurones, cuyo sistema respiratorio es más similar al de los humanos que el de los ratones, por lo que los científicos sospechan que es probable que la mayoría de los mamíferos de tamaño igual o mayor tengan este tipo de células en sus pulmones).

Nuevo campo de estudio

Las nuevas células podrían representar un nuevo campo de estudio para nuevos tratamientos para ciertas enfermedades pulmonares, ya que los investigadores encontraron evidencia de que fumar cigarrillos y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) relacionada con el tabaquismo común pueden alterar las funciones regenerativas de estas células, lo que sugiere que corregir esta interrupción podría ser una buena manera de tratar la EPOC.

«La EPOC es una enfermedad común y devastadora, pero realmente no entendemos la biología celular de por qué o cómo la desarrollan algunos pacientes», dijo Maria Basil, investigadora del Departamento de Medicina y del Instituto de Biología Pulmonar Penn-CHOP de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania. “Identificar nuevos tipos de células, en particular nuevas células progenitoras, que están lesionadas en la EPOC realmente podría acelerar el desarrollo de nuevos tratamientos”.

Inflamación de las vías respiratorias

La EPOC es el resultado de la inflamación de las vías respiratorias dentro de los pulmones, que puede ser causada por fumar y, ocasionalmente, por la contaminación del aire, según la Clínica Mayo. La inflamación de las vías respiratorias dificulta que los pulmones absorban adecuadamente suficiente oxígeno; como resultado, la EPOC tiene síntomas similares al asma.

Por ello, los expertos sugieren que las células de este linaje podrían usarse potencialmente para mejorar los tratamientos o incluso curar, en un futuro, la EPOC, si los investigadores pueden aprovechar adecuadamente las propiedades regenerativas de estas células.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.