Descendientes de haitianos claman ser dotados de documentos por nuevo gobierno

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Los adultos nacidos en República Dominicana de padres haitianos con una situatuación irregular, que quedaron apátrida por la sentencia 168-13 emitida por el Tribunal Constitucional de la República Dominicana en el año 2013, clamaron al nuevo Gobierno de Luis Abinader dotar de sus documentos de identidad a las miles de personas apátridas o en riesgo de estarlo por falta de los documentos necesarios que los acrediten su nacionalidad como dominicanos/as descendientes de haitianos/as.

La organización Dominicanos (as) por Derecho dijo que “es urgente construir puentes de comunicación poniendo en primer término a las personas afectadas por la Sentencia, avanzar en el diseño estructural de políticas públicas que permitan a miles de dominicanos/as acceder a su nacionalidad y les sean otorgados los documentos de identidad que en consecuencia les corresponden”.

La organización afirmó en un comunicado emitido tras cumplirse siete años de emitida la Sentencia 168-13, que apenas 26,851 personas (2 de cada 10) de las más de 117 mil afectadas han tenido respuesta a su situación dentro del marco de la Ley 169-14.

Actualmente las personas afectadas de la segunda y tercera generación descendientes de haitianos que vinieron contratados por el Estado Dominicano con el compromiso de entregarles sus documentos pero nunca lo recibieron, en su mayoría menores de edad, no han podido acogerse al plan de naturalización para recobrar su nacionalidad en muchos casos por desinformación, falta de recursos para gestionar documentos, trabas administrativas o simplemente porque la ley no los contempla.

Dominicanos (as) por Derecho dijeron que la emergencia sanitaria por Covid-19 pone nueva vez el tema sobre la mesa, dejando en claro la urgencia de dar una solución efectiva a la problemática de nacionalidad, que no ha podido ser cubierta por la Ley 169-14 adoptada por el Congreso para establecer un régimen especial para personas nacidas en el territorio nacional inscritas “irregularmente” en el registro civil dominicano y sobre naturalización.

Las personas afectadas con esa situación que aportan diariamente a la economía dominicana, piden ser dotados de su cédula de identidad como descendientes de haitianos para poder accesar a los servicios públicos y a la asistencia social que se incrementa con el COVID-19.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.