Denuncian: Refinería Dominicana de Petróleo está en quiebra y pone en riesgo la seguridad del país

SANTO DOMINGO.- El expresidente de Anadegas y actual asesor, Juan Ignacio Espaillat, denunció que la Refinería Dominicana de Petróleo en febrero de este año cayó en default y está en quiebra en la actualidad porque solo representa el 28 por ciento del mercado de los combustibles líquidos.

“La Refinería no tarda mucho tiempo en tener que declararse en quiebra ya que solo está sobreviviendo con las ganancias de 6 mil millones de pesos que le represento en el año 2017  la venta del gas propano, mientras para este año 2018 no puede contar con la misma suerte porque la refinería solo suple el 28% de los combustibles líquidos, y solo representa 32% del gas propano, vende 10 mil 500 barriles diarios de 33 mil barriles que es la demanda del mercado”, declaró Espaillat.

Al ser entrevistado por la periodista Johanna Parra, en el programa Detalle Semanal,  indicó que la Refinería Dominicana de Petróleo, perdió un 65% del mercado de combustibles líquidos, yéndose a   manos privadas en San Pedro de Macorís y el otro 12% lo vende la compañía ESO.

El también asesor de Petróleos Nacionales (Petronan),  explico que es un riesgo dejar en manos privadas la refinería de los combustibles líquidos ya que en cualquier momento de crisis los empresarios solo cuidan su capital y no tienen ningún compromiso con preservar la estabilidad del país.

Juan Ignacio dijo que en la actualidad la República Dominicana utiliza combustibles de Colombia, Nigeria, Texas y África, todos adquiridos a través de los puestos de bolsas.

Al analizar los altos costos de los combustibles Espaillat indicó que las resoluciones administrativas que están en decretos y reglamentos son las que llevan un aumento desmedido de los combustibles, tomando en cuenta que no es quitarle impuesto a los combustibles sino quitar las ganancias discrecionales que tienen los funcionarios.

Criticó que los funcionarios del Estado dominicano no trabajen para favorecer al consumidor y al  pueblo, sino para favorecerse ellos en términos personales y a los grupos que se coaligan.

La Ley de Hidrocarburos, tiene un manejo que cuando se segrega cada uno de los productos están sobre valorado y no precisamente por la Ley sino por las resoluciones y decretos como por ejemplo el gas propano de 127 pesos que paga el consumidor hay un impacto negativo por resolución de  43.50 por galón, más 5.68 pesos por transporte y al fina tiene un impacto que afectan más de los 46 pesos a este y a cada uno de los productos de los combustibles.

Espaillat dijo que los dominicanos deben reclamar 15 mil 200 millones de dólares por el acuerdo con Pretocaribe, dónde está ese dinero que ha representado ese acuerdo para los dominicanos, si en Haití reclaman 3 mil 800 millones de dólares hay que tomar en cuenta que el mercado dominicano represente el consumo por cuatro de ese monto reclamado en el vecino país.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.