Denuncian discriminación y degradación de empleado en la DIGEIG

SANTO DOMINGO.- Una abogada, contadora, periodista, profesora, experta en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario denunció que es objeto de discriminación, degradación laboral y otras desconsideraciones por parte de la Dirección General de Etica e Integridad Gubernamental (DIGEIG).

Miguelina Jiménez Mesa informó que en la DIGEIG le rebajaron el salario de RD$125,000.00 a RD$60,000.00, después de 6 años de labor ininterrumpida en esa institución.

Afirmó que Lidio Cadet, director de la DIGEIG, y Fernando García, director de Recursos Humanos, tomaron esa decisión a pesar de que la evaluación de desempeño que le practicó esa misma autoridad en los últimos 3 años, le dan 99 y 98 puntos, de que no ha cometido ninguna de las faltas contempladas en la ley, de que la DIGEIG tiene la provisión presupuestaria para dicho cargo, y de que el mismo no se ha suprimido.

Agregó que el argumento enarbolado por la dirección del DIGEIG para adoptar la acción en su contra es que no ha ido a concurso como Encargada de la División Jurídica que es el cargo que ocupó desde octubre 2015 y del cual le comunicaron su relevo el 17 de agosto del 2018.

“Hago constar que la mayoría de los cargos directivos de la DIGEIG, que son de carrera, como se puede apreciar en el anexo que envío, están siendo ocupados como ocurre en mi caso, por personas que pasaron de la antigua Comisión de Ética y de otras instituciones con niveles inferiores y no han ido a concurso tampoco, pero se tomó esa acción sólo conmigo, para colocar a una persona de la confianza del director, lo que está proscrito en el artículo 146, numeral 2 de nuestra Constitución”, expresó.

Precisó que en su lugar fue designada Rossanna Valdez, que antes estuvo como Asesora Legal, traída por Cadet a la institución como Asesora Legal, cuando asumió en la DIGEIG en septiembre de 2016, es decir, empleada de confianza, que tampoco ha ido a concurso, contraviniendo todos los preceptos constitucionales y legales.

Citó diez casos en los que empleados que llegaron posterior o junto a ella a la DIGEIG, y que son de carrera, desempeñan de encargados o funciones directivas y que no fueron a concurso.

Entre esos casos se refirió a los departamentos de División de Registro y Fortalecimiento de las Oficinas de Acceso a la Información (OAIs), la Coordinación de Educación Ética, la Oficina de Acceso a la Información, la División de Ética, Recursos Humanos, Departamento Financiero – Administrativo, Departamento de Ética y Departamento de Transparencia, además de la División Jurídica.

“La verdad que si esto nos pasa a los que sabemos «alguito» de Derecho, me imagino qué no pasarán aquellos servidores públicos desconocedores de la ley y que ponen su confianza en manos del órgano que siendo imparcial y velando por los intereses generales sobre los particulares, dictamina distorsionando muchas veces el espíritu de la ley por cuyo cumplimiento deben velar”, se preguntó.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.