Denuncian agresión de que fue víctima una joven de mano de su ex pareja.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

CRISTÓBAL, Provincia Independencia.- Una joven oriunda del municipio de Cristóbal, denunció la agresión de que fue víctima, presuntamente de manos de su ex-pareja, de nombre Álvaro Peña Plata.

 

Según denuncias de la señora Anita Cuevas, denunció que el nombrado Álvaro Peña Plata, se ha constituido en un verdugo para la joven Laureana Rodríguez, quien ha sido víctima de múltiples maltratos físico y emocional y hace una semana propinó una golpiza que mantiene a su hija casi inmóvil, tras los golpes que le afectaron la columna vertebral..

La joven, dijo, teme ser una víctima más de la violencia machista y llamò al General de Brigada, Ludwing Miguel Suardi Correa, a instruir para que la policía haga su trabajo, ya que a pesar de la golpiza que recibió, su verdugo anda por las calles como si nada y dijo temer por su vida ella y su madre.

Hace un llamado al Procurador Fiscal de Independencia, Magistrado Sony Adriano Rosario José a tomar carta en el asunto y a detener al agresor.

La señora Anita Cuevas, Madre de la joven, entre el llanto y la impotencia, dijo que el agresor (Peña Plata) penetró a su casa de manera violenta con los fines de matarla a ella y su hija, quien producto de los golpes recibidos tiene la columna rota o desviada de la golpiza que le propino y esta desde entonces, que le impide caminar.

“Yo le pido a las autoridades que hagan justicia, no tengo donde alojarme, soy huérfana de padre y madre y ahora mi hija que es la que me da recurso, la tengo invalida, porque ese patán nos fue a matar a la casa” dice la madre con rostro de impotencia, a la vez que pide al General Correa y a las autoridades judiciales de independencia, se haga justicia en este caso.

A pesar de que hace una semana se produjo la agresión, la madre, con rostro de desesperación, dijo que nadie a hecho nada por detener al agresor, de quien dijo, amenaza con matarla, razón por la que se ha visto en la obligación de abandonar su vivienda y resguardarse en una casa de acogida pasando de todo, según sus palabras.

Por: Deivy Pérez.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.