Decide hoy sumarte a la lista de los Hijos de Dios

Por: Mayra De Peña

Hoy al abrir mis ojos, en este último día del mes de noviembre del 2018, ¨Mes de la Familia¨, daba gracias a Dios por poder tenerla y poder compartir con ella de los preceptos de Dios, pues a eso hemos sido llamados, a sumar la lista de los Hijos de Dios.

Y dentro de este contexto mis pensamientos ineludiblemente corrieron hacia el escenario que nos muestra la sociedad, resultado de la descomposición familiar, originado en la falta de Dios en los corazones de los pilares de la familia, olvidando un mandato tan importante dado por nuestro creador al pueblo de Israel,  cuando le dijo ¨Y enseñarás mis Preceptos a tus hijos y a los hijos de tus hijos, generación tras generación¨, es ahí la clave para que cada día la lista de los Hijos de Dios sea más creciente en esta tierra.

Todo lo anteriormente dicho confirma el porqué sentimos que la sociedad se esta desarticulando. Si no enseñamos la Palabra de Dios y obedecemos a sus preceptos,  continuamos haciendo lo mismo que hicieron Adán y Eva, ellos desobedecieron el mandato de Dios,  se debilitaron espiritualmente y  dando pie a la duda,  permitieron que Satanás lograra hacer ver a Dios mentiroso, trayendo consigo el pecado a toda la humanidad.

Nuestro Señor nos llama a transmitir sus mandamientos a nuestros hijos y toda nuestra generación. Nada podemos cambiar ante la inseguridad en que vivimos,  ni siquiera los hijos están seguros con los padres,  pues hemos visto como padres por hacer daño a las madres o viceversa acaban con la vida de sus propios hijos.

Hemos visto como hijos cayendo rendido ante los vicios de las drogas o el alcohol han acabado con su propia vida o con la vida de sus padres y de sus familiares; no estamos seguros ni en lugares de sana diversión, ni haciendo turismo en las grandes urbes, ni en los aviones, mucho menos en trenes, de hecho, manejando en tu vehículo puedes encontrarte con un desaprensivo que por un sencillo roce a su vehículo, o a veces por algo menor agarra una pistola y sin mediar palabras se siente con derecho a disponer de la vida de los demás.

Entonces ¿que podemos hacer, morirnos de miedo? … definitivamente No, Nuestro Señor nos llama a transmitir sus mandamientos a nuestros hijos y toda nuestra generación. por tanto, sembremos la semilla de la fe en nuestras familias, procuremos propulsar una cultura de integridad y demos ejemplo de la mismay de esta manera estaremos construyendo un mejor futuro para todos.

Satanás presenta a Dios como un mentiroso,  por todos los medios nos hace escuchar una voz que dice: “No se puede creer lo que Dios dice. es una falacia, no se puede confiar en Dios”. Sin embargo, en algún momento de la vida todos tendremos que decidir a quién vamos a creer, lo triste de esto es que llegará el momento, que no sabemos cuando es, en el que no habrá más tiempo para tomar la decisión de darle el Si a Dios a través de Jesucristo y su Gracia, o seguir las obras del maligno.

Pidamos a Dios ser portadores de su Palabra y ejecutores de la misma, a fín de sumar la lista del remanente que le ha creído a Dios. No nos contaminemos con el pecado, ni nos dejemos influenciar de aquellos que  bajo su ignorancia espiritual han  decidido vivir una vida de derroche carnal, dándole culto al cuerpo y caminando entre delitos y pecados, porque un día estaremos ante el tribunal Divino, busquemos pues que ese día, por la sangre de Cristo estemos aprobados.

Estás a tiempo de decidir vivir la vida con Dios, solo tienes que permitir que Jesús entre a tu vida, en la condición en que te encuentres, El vino a buscar al pecador para hacer de él una persona nueva.

Desde Abel hasta nuestros días, siempre han existido hombres y mujeres que le creen a Dios y hacen la diferencia…decídete hoy a sumar la lista de LOS HIJOS DE DIOS.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.