De cada 42 niños nacidos en el mundo, uno será gemelo.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Actualmente, a nivel mundial, nacen alrededor de 1,6 millones de gemelos en el mundo, es decir, de cada 42 niños nacidos, uno de ellos será gemelo. Esta cifra, además, ha alcanzado un récord histórico y la explicación la tiene la medicina, según un nuevo estudio publicado en Human Reproduction.

De esta forma, un grupo de investigadores de diferentes organizaciones, como la Universidad de Radboud (Países Bajos), la Universidad de Oxford (Reino Unido) y el Instituto Francés de Estudios Demográficos (Francia), ha recabado datos pertenecientes a los nacimientos, entre 2010 y 2015, de 165 países diferentes, en relación a partos de gemelos.

Lo que descubrieron fue sorprendente: la tasa de nacimiento de gemelos ha crecido un 30% desde la década de 1980, pasando de los 9,1 partos de gemelos a los 12 por cada 1.000, hoy en día.

«El número relativo y absoluto de partos de gemelos en el mundo es el más alto nunca visto desde mediados del siglo XX, aunque probablemente nos encontremos ante un récord histórico», ha asegurado Christiaan Monden, sociólogo de la Universidad de Oxford.

En este sentido, pudieron ver que en 74 países analizados, el incremento fue de más de un 10%, siendo irregular dependiendo de la región que se analice: en Asia el aumento fue del 32%, mientras que en América del Norte este supuso el 71%.

En cuanto a África, el incremento en el nacimiento de gemelos fue del 32%, entre 1980 y 1985, y del 41%, en el periodo de 2010 a 2015. Sin embargo, 7 de los países analizados, mayoritariamente situados en América Latina, sufrieron una caída de aproximadamente un 10%.

Por otro lado, otro estudio de la Universidad de Brown (Estados Unidos) comparó la tasa de nacimiento de gemelos entre las mujeres blancas y negras. En este, se observó que, a partir de los 35 años de edad, las mujeres blancas tenían 3 veces más probabilidades de tener gemelos fraternos, mientras que esta era 4 veces mayor en las mujeres negras.

«En el África subsahariana, particularmente, muchos gemelos perderán a su hermano durante el primer año de vida, es decir, entre 200.000 y 300.000 fallecimiento anuales, de acuerdo con nuestros datos», ha lamentado Jeroen Smits, director de Global Data Lab y profesor de la Universidad de Radboud.

Así, los investigadores se preguntaron por qué estaba sucediendo este fenómeno y encontraron la respuesta en el avance de la medicina, irregular en las diferentes regiones del planeta.

Por qué nacen ahora más gemelos
Según aseguran desde el Hospital Infantil Lucile Packard, perteneciente a la Universidad de Stanford (Estados Unidos), las mujeres que conciben a partir de los 30 años presentan más complicaciones durante el parto; a partir de los 35, el riesgo aumenta.

Con el mejoramiento de las asistencias de reproducción del parto y el incremento de la edad de la mujer a la hora de concebir según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019, la mayor parte de los partos correspondían a mujeres entre 33 y 35 años, es lógico que los nacimientos de gemelos a nivel mundial hayan aumentado.

Esto sucede debido a que en algunas técnicas de reproducción asistida, como la fecundación in vitro, incrementan las probabilidades de un parto exitoso, con la implantación de diversos embriones, con el consiguiente riesgo de que existan nacimientos múltiples.

Sin embargo, este factor tiene los días contados gracias a los avances médicos en cuanto a la reproducción asistida, en la cual solo será necesaria la implantación de un único embrión.

Por otro lado, a esto hay que añadir que, en los países más desarrollados económicamente, las pirámides poblacionales se están invirtiendo, a causa de la postergación del embarazo, lo que podría favorecer los nacimientos de gemelos.

Por ello, se prevé que este hecho histórico cambie en un futuro no muy lejano, con el mejoramiento de la medicina y, con este, el aseguramiento de unas condiciones óptimas tanto para la madre como para el bebé.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.