David Ortiz asegura “no cederá a chantaje económico” de su expareja Fary Almánzar.

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

@navas_mundial

El expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz, indicó este martes que “no cederá a chantaje económico” de su expareja Fary Almánzar.

Mediante un comunicado de prensa, la firma de abogados Pellerano & Herrera, aclara que este “es un nuevo chantaje económico por parte de Almánzar y su barra de defensa que está en busca sumas millonarias exorbitantes, mediante acciones judiciales y extrajudiciales que se han ido cayendo”.

La nota de prensa agrega que “Ortiz es acosado procesalmente y ha demostrado que sus negocios son claros y trasparentes”.

El pasado 22 de junio de 2020, Almánzar aseguró que el exjugador de Grandes Ligas se presentó a su residencia donde vive con el hijo de ambos e intentó desalojarlos “de manera intimidante”, pese a que “tiene una orden de alejamiento”.

El supuesto intento de desalojo fue transmitido desde la cuenta de Instagram del hijo de ambos, de 12 años, que según la madre, “tiene una mala relación” con Ortiz, con quien lleva “meses sin hablarse” por la conducta del expelotero.

La mujer, quien no se encontraba en la casa, aseguró en una llamada realizada al canal CDN que Ortiz se presentó a la vivienda, situada en la turística ciudad de Samaná, noreste del país, con policías y con hombres armados para intentar sacar al niño y a la madre de ella.

La denuncia interpuesta por Almánzar se remonta a mayo, aunque se hizo pública el 18 de junio, cuando fue confirmada por la Procuraduría General de la República.

Un día después, los abogados de ‘Big Papi’ aclararon que la denuncia que hizo la mujer se refiere a “violencia psicológica” y no a una agresión física.

El detonante del enfrentamiento es una casa, propiedad de Ortiz, que la mujer ocupa en Samaná.

De acuerdo con la defensa de Ortiz, este pidió a la mujer que se mudara a un apartamento de lujo comprado por el expelotero para esta y su hijo en un sector exclusivo de Santo Domingo.

Almánzar se niega a mudarse, según lo que declaró a CDN, porque está ubicado en el edificio donde vivía César Emilio Peralta, un supuesto narcotraficante dominicano arrestado en diciembre en Cartagena, Colombia, luego de permanecer casi cuatro meses prófugo, por lo que ella no se siente segura en el lugar.

En su entrevista de hoy, además, la mujer aseguró que Ortiz la amenaza porque se niega a continuar la relación extramarital que dijo haber mantenido con el expelotero desde hace 23 años.

De acuerdo con Almánzar, el exgrandes ligas le amenaza diciéndole que ella “no es nadie” y “que se la va a pagar”.

La denunciante responsabilizó a Ortiz de “todo” lo que le ocurra a ella y su hijo.

Ortiz, de 44 años, tiene otro caso abierto en la República Dominicana, donde en junio del año pasado fue tiroteado, supuestamente por confusión, en un bar de la capital del país, hecho por el que hay 14 personas en prisión.

‘Big Papi’ tuvo que someterse a varias operaciones quirúrgicas en Santo Domingo y después en Estados Unidos.

El presunto autor de los disparos, según las autoridades dominicanas, buscaba a otro individuo, relacionado con el tráfico de drogas.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.