Dahiana Santana es envíada a la cárcel de Najayo

Tras cumplir un mes de pri­sión preventiva en la as­fixiante cárcel de la comu­nidad de San Luis, en la zona oriental de la provin­cia Santo Domingo, la exdo­ble campeona mundial de boxeo, Dahiana Santana La­zil, esperaba volver a casa y juntarse con su hija adoles­cente y su madre enferma.

El destino le ha dado un golpe muy rudo como el que nunca sintió en cerca de 50 combates profesio­nales que ha efectuado; su pena, como si fuese una pe­lea sin límite de tiempo, se sigue extendiendo en tras­lados sucesivos a diferentes presidios, sin una sentencia definitiva.

Santana Lazil, primera mujer dominicana en ga­nar una corona mundial de boxeo, fue apresada el pa­sado 3 de mayo por prota­gonizar el segundo round de una riña con una exve­cina que dos años atrás le

propinó varias estocadas con un arma blanca tras una discusión.

En un inesperado reen­cuentro entre ambas, la dos veces campeona universal del peso pluma le aplicó va­rios palos en la cabeza a la nombrada Sadelis Vásquez Ledesma, quien estaría reci­biendo apoyo de un supues­to coronel de una institu­ción militar.

‘Ya va por Najayo…’

Según una de sus hermanas mayores, Alexandra, a la at­leta que la han “trancado” en el Palacio, en dos desta­camentos barriales y en dos cárceles, se la llevaron de nuevo el jueves de forma in­esperada desde la provincia Santo Domingo h hasta la ciudad de San Cristóbal, re­gión sur del país, a la peni­tenciaría de Najayo.

Alexandra, quien antece­de a Dahiana en la familia Santana Lasil asegura que abusan de su hermana y te­me por su vida. “Ella no ha matado a nadie, actuó en defensa propia porque la primera vez esa señora la sorprendió.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.