Cuba reclama el cierre del centro de detención de Guantánamo, que considera un territorio «ocupado»

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares
Madrid.- El Gobierno de Cuba ha reclamado este martes el cierre del centro de detención en la base naval estadounidense de Guantánamo, una «cárcel atroz» establecida hace exactamente 20 años y que considera instalada en territorio «ocupado».

«Ya son 20 años de escandalosos abusos en territorio cubano ilegalmente ocupado en la bahía de Guantánamo por parte de los mayores violadores de los Derechos Humanos en el mundo», ha afirmado en Twitter el presidente cubano, Miguel Díaz Canel.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, ha señalado en su perfil que son ya «20 años de ignominia» y ha recordado que 780 presos han pasado en algún momento por la base norteamericana, «detenidas arbitrariamente, sin juicio o debido proceso». Asimismo, ha denunciado «torturas y tratos degradantes» contra estos reclusos.

Cuba cedió a Estados Unidos el control de la bahía de Guantánamo a principios del siglo XIX, en el marco de una reconfiguración de la soberanía de la isla tras el fin de la etapa colonial española que implicó inicialmente el pago de 2.000 dólares anuales en monedas de oro. Un tratado suscrito en 1934 reafirma este particular contrato de arrendamiento, que se actualizó hasta los 4.085 dólares.

Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Cuba en 1961 y tres años más tarde el Gobierno de Fidel Castro cortó el suministro de agua y los accesos a la base. Desde entonces, las instalaciones son autosuficientes, con fuentes propias de energía y agua, como recuerda la Marina norteamericana en su página web.

El contrato contempla como hipótesis para la rescisión el acuerdo previo entre los gobiernos de los dos países o el abandono de la propiedad por parte de Estados Unidos.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.