Cuba equipara la crisis de niños migrantes en EEUU a la Operación Peter Pan

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

LA HABANA. La “criminal” decisión de Estados Unidos de separar a más de 2.300 niños migrantes de sus padres en frontera es comparable a la Operación Peter Pan, “gestada” en 1960 por EE.UU. “para destruir la Revolución” y que propició la salida de Cuba de unos 14.000 niños, asegura hoy el diario oficial Granma.

El órgano del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), que dedica este viernes dos páginas al tema de los menores separados, ve “inadmisible” la aplicación de la política de tolerancia cero del Gobierno del presidente Donald Trump hacia los migrantes latinoamericanos.

La fuerte reacción de rechazo a nivel nacional e internacional obligó esta semana a Trump a dar marcha atrás en esta política, mientras persisten las incógnitas sobre cómo reunificará Washington a las familias de indocumentados separadas en la frontera.

“La presión a lo interno del propio EE.UU. y la indignación internacional terminaron por derrumbar la intolerancia y el infierno en que estaban sumidos esos niños”, señala el diario cubano en un artículo titulado “En el siglo XXI EEUU volvió a separar a los niños de sus padres”.

Granma también entrevistó a uno de los “Peter Panes”, como se les llama a los niños y adolescentes que salieron de la isla en medio de una campaña dirigida a sus padres para convencerles de que el naciente Gobierno revolucionario de Fidel Castro les quitaría la potestad sobre sus hijos a través de una “falsa ley”.

Según la isla, “las maniobras” de la CIA y el sacerdote católico Bryan O’Walsh “propiciaron la salida de más de 14.000 niños sin sus padres entre diciembre de 1960 y octubre de 1962, a través del terrible Programa para niños refugiados cubanos sin acompañantes, que sirvió de marco legal para la presencia de los menores”.

Para Alex López, de 69 años, el viaje desde Cuba a Estados Unidos siendo un adolescente fue “espantoso” y los “45 minutos más tristes”

de su vida, tras los que vino la “terrible” estancia en campamentos donde vivió entre “muchachos mayores que él, que practicaban todo tipo de abusos”.

López fue acogido por un matrimonio de Nueva Jersey y se reunió con sus padres cubanos cinco años después.

Para la mayoría de los niños de la “Operación Peter Pan” el reencuentro no llegaría hasta varias décadas después, debido a las complejas y tensas relaciones entre Cuba y EE.UU., que permanecieron más de 50 años sin nexos diplomáticos oficiales y solo reanudaron lazos en 2015.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.