Coronavirus ayuda a enquistar corrupción en América Latina

 

La República Dominicana figura en la casilla número 28 del informe junto a Paraguay.

El coronavirus ha socavado la ya compleja lucha de América Latina contra la corrupción, afirma en su tradicional clasificación anual la ONG Transparencia Internacional (TI), que califica de “frustrante” la situación regional.

Según el Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) 2020, los países latinoamericanos que sus ciudadanos perciben como más limpios son Uruguay, Chile y Costa Rica, con 71, 67 y 57 puntos, respectivamente, sobre un máximo de 100.

Mientras Venezuela (15), Nicaragua (22) y Honduras (24) perseveran como los más corruptos.

Entre unos y otros se sitúan Cuba (47), Argentina (42), Colombia y Ecuador (39), Brasil y Perú (38), El Salvador (36), Panamá (35), Bolivia y México (31), República Dominicana y Paraguay (28).

Así, sólo aprueban tres de los 19 países latinoamericanos analizados (16 %) y la puntuación media es 43. La sensación es de estancamiento en el mejor de los casos y, en ocasiones, de retroceso en áreas sensibles.

Éste es el análisis general de la consejera regional para América Latina de TI, Luciana Torchiario, que aseguró en una entrevista a Efe que la región “vuelve a fracasar en la lucha contra la corrupción” y que es especialmente “frustrante en el contexto de la pandemia que no se haga un buen uso de los recursos».

“En muchos países se ha registrado una regresión en los pesos y contrapesos, una gestión opaca de la pandemia, y recortes del derecho a la información y de la libertad de expresión”, resumió.

A su juicio, es importante que la pandemia “no sea una oportunidad para la corrupción”, sino un “imperativo para mejorar la lucha” contra las prácticas ilegales, para reforzar la eficiencia y la transparencia en la gestión de los recursos públicos.

Preocupan especialmente los dos últimos clasificados, países con una “institucionalidad muy precaria».

Según Torchiario, la democracia es “prácticamente inexistente” en Venezuela, donde la oficina regional de TI estima que la corrupción ha hurtado 5,000 millones de dólares a la sanidad. “Nos preocupa”, aseguró.

El apartado regional del informe de TI destaca además dos países, Honduras y Perú, por estar en este momento en una encrucijada en el ámbito de la transparencia.

Honduras es un caso “difícil” porque a la covid se sumaron el año pasado dos grandes huracanes. El país, con déficit de transparencia, ha experimentado además “bastantes regresiones democráticas”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.