Coral Reef Casino aclara sobre cierre de bar dentro de su establecimiento.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

Sosúa. La administración del Coral Reef Casino, cuyo bar fué cerrado por las autoridades por supuestamente incurrir en la violación del decreto presidencial del toque de queda, mediante un comunicado desaprobó categóricamente el incumplimiento del contrato de parte de los inquilinos.

En el comunicado explican que los empleados que incurrieron en estas faltas, que aprovechando la ausencia del presidente de esta compañía Jesús Rafael Cabrera, quien se encuentra recluido y aislado en una clínica privada por estar infectado del Covid-19 desde hace una semana, desobedecieron las ordenes, y serán amonestados por no cumplir con las regulaciones y los permisos permitidos por el Ministerio de Salud Pública.

«Nosotros somos respetuosos de las leyes dominicanas y estaremos prestos a seguir colaborando con las autoridades para que estos episodios no se vuelvan a repetir en nuestros establecimientos, pedimos disculpas a la comunidad de Sosúa a nuestros clientes y asociados, por el apoyo que nos han brindado por más de quince años de operaciones en la zona norte», expresaron los ejecutivos del Coral Reef Casino en el comunicado.

Añadieron además, que en cuanto a las operaciones del bar, el Ministerio de Salud Pública había otorgado un permiso para operar hasta la media noche bajo los protocolos de salud, pero explicaron que los encargados de este establecimiento dentro del casino, los que trabajan con operaciones separadas, deben esclarecer bajo qué circunstancias se llevó acabo este operativo ya que hasta el momento desconocen si hubo algún tipo de violación a lo establecido.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.