Conoce el nuevo Sonata N20 Line.

@navas_mundial

Esta semana en Motortech probamos el Hyundai Sonata N Line, una versión más deportiva, ágil y agresiva del sedán estándar de la marca surcoreana.

El Hyundai Sonata N Line es un vehículo pensado para uso diario, además, combina un interior agradable y un aspecto deportivo que le dan un toque más juvenil. El tapizado de los asientos es de cuero y tela con costuras rojas.

En el exterior ofrece una silueta moderna y deportiva, que incluye los llamativos y característicos faros de este modelo, luces led y ruedas de 19 pulgadas. En la parte trasera destaca un alerón sobre la tapa del baúl. Aunque puede no ser del gusto de todos los usuarios, se trata de un diseño innovador y moderno.

El asiento del conductor se puede adaptar a distintas posiciones, lo que brinda una mayor seguridad al momento de, por ejemplo, tomar curvas a gran velocidad.

Cuenta con un volante deportivo que resulta cómodo para el agarre, botones multifunción y levas para realizar los cambios con detalles que le brindan un toque deportivo.

El tablero de instrumentos de 12.3 pulgadas es 100 por ciento digital. Lo acompaña una pantalla de infoentretenimiento táctil de 10.25 pulgadas que, a pesar de estar ubicada sobre el tablero, se integra al diseño interior del automóvil, por lo que todas las funciones quedan al alcance de la mano del conductor.

Otras prestaciones interiores consideran un cargador inalámbrico, conectores de 12.5 V y puertos USB, además de un sistema de audio prémium Bose con 12 parlantes y un subwofer.

Hyundai ha trabajado la suspensión del Sonata Line N: se siente como un automóvil firme y estable. Ofrece una buena reacción al momento de conducir, sin perder su suavidad. Durante nuestra prueba, los ruidos exteriores pasaron inadvertidos. Un equilibro entre confort y deportividad.

El vehículo se comercializa en $34,700 dólares en Estados Unidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.