Con más de 3 millones de vacunados, Chile afianza liderazgo América Latina

Lee y Comparte

Slider

Chile superó este martes los tres millones de vacunados contra la covid-19, hito destacado como una «hazaña» por las autoridades y que confirma al país a la vanguardia del proceso de inoculación en América Latina y como uno de los más destacados del mundo.

En concreto, son 3.037.063 las personas que se han vacunado contra el covid-19 en Chile desde el inicio de la campaña en diciembre del año pasado, lo que representa el 16 % de los 19 millones de habitantes que tiene el país, alcanzando a inocular con una primera dosis al 70 % de la población objetivo mayor de 65 años.

«Hemos sobrepasado los tres millones de vacunados en Chile. Esto nos debe llenar de orgullo y debemos agradecer a la atención primaria, a los alcaldes y a la capacidad que tiene el Estado de Chile de llevar a cabo esta hazaña, y felicitar a todo el personal de salud», dijo a la prensa el ministro de Salud del país, Enrique Paris.

Con 16,7 dosis suministradas por cada 100 habitantes, según datos de Our World Data de la Universidad de Oxford, a la fecha, Chile se ubica por delante de países como Brasil (3,3), Argentina (1,6) y México (1,3) en la región latinoamericana, y se ubica entre los siete primeros a nivel mundial.

Uno de los factores clave en la rapidez con que el país austral ha logrado vacunar a su población descansa en la extensa red de atención primaria instalada en el territorio nacional, que recorre más de 4.200 kilómetros de norte a sur y alcanza incluso lugares recónditos de la zona austral.

Un ejemplo de esa capacidad logística se encuentra en la comuna de Laguna Blanca, que con 207 habitantes asentados en el extremo sur, en la Región de Magallanes, tiene al 100 % de su población de riesgo vacunada.

El mérito de esta cifra se basa en la hostilidad del territorio, donde varios de sus trabajadores se desempeñan como ovejeros que a caballo recorren grandes distancias golpeadas por un clima duro, siendo contactados por personal sanitario instalado en la posta rural de la comuna.

Por otro lado, expertos señalan que la habilidad con que el gobierno negoció las vacunas permitió acelerar la campaña.

De manera anticipada, Chile gestionó la importación de vacunas con diferentes laboratorios, diversificando contratos y asegurando disponibilidad para una inoculación continua de distintos grupos.

El Instituto de Salud Pública (ISP), que ha aprobado hasta ahora las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Sinovac, se encuentra estudiando la rusa Sputnik y la de Janssen, mientras el gobierno tiene comprometidas más de 35 millones de dosis de distintas firmas y de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso universal.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.