Cómo mantener una alimentación balanceada

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
4CD39034-DFC0-45F6-AB78-9DB9A2B42994

Lee y Comparte

Shares

Una alimentación excesiva o deficiente, que además no esté equilibrada o balanceada, tiene consecuencias para tu salud.

Si comes “poco” pero eliges alimentos altos en grasas saturadas, azúcares, posiblemente cubras las recomendaciones de energía, o hasta las sobrepases, pero posiblemente no cubrirás las recomendaciones de proteínas, vitaminas y minerales. Por lo que tu alimentación no será equilibrada.

Un plan de alimentación recomendable. Debe contener los lineamientos necesarios para que tu alimentación sea completa, variada, suficiente, adecuada, inocua y equilibrada.

En MiDieta podrás obtener tu plan de alimentación equilibrado y personalizado. Además con una gran variedad de recetas con información de contenido nutrimental, que estarán contempladas dentro de tu plan.

¿Tu alimentación actual es equilibrada?

Es importante que tu alimentación cubra tus necesidades de energía y requerimientos de proteínas, hidratos de carbono, grasas insaturadas, vitaminas y minerales. Así sea una dieta de reducción o un plan de alimentación para mantener tu peso.

Ya que incluso aún teniendo una dieta equilibrada podrías comer más cantidad que la que necesitas para mantener tu peso.

Para mantener una dieta equilibrada diseñada para ti, MiDieta facilita menús ya elaborados de acuerdo a tus recomendaciones de energía y de acuerdo a tu actividad física.

En MiDieta versión desk podrás obtener una evaluación de tus hábitos alimentarios actuales y un informe que te permite visualizar qué cambios debes hacer para mejorar tu alimentación, así como tus hábitos de ejercicio.

Para saber si tu alimentación es correcta, pregúntate lo siguiente:

-¿Cómo es mi alimentación actual?

¿Tiene la proporción adecuada de cada uno de los nutrientes? Con una dieta baja en hidratos de carbono se logra bajar de peso a costa de perder agua y no de grasa corporal y no corresponde a una dieta equilibrada.

La masa muscular puede agotarse. Seguir un régimen dietético bajo en hidratos de carbono, como la dieta Keto puede  tener consecuencias para la salud  renal. En especial los riñones están en riesgo si se sigue por un tiempo prolongado.

-¿Mi alimentación es variada o es muy monótona?

Es importante tener una dieta variada porque ningún alimento aporta todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Es necesario variar los alimentos en cada comida diariamente con el fin de cubrir los requerimientos de nutrientes.

-¿Es completa mi alimentación?

¿Comes alimentos de todos los grupos? Fíjate en si están limitados, por ejemplo los carbohidratos en la dieta. Si no puedes comer pastas, arroz, pan, tortillas o fruta, tu dieta no es completa.

Completa se refiere a que incluyas en tu alimentación diaria alimentos de los 5 grupos de las Guías Alimentarias para EE.UU, entre ellos:

-Granos

Cereales de granos enteros, avena, arroz y pastas, pan integral, tortillas, entre otros.

-Proteínas

Entre ellos pescado, atún, salmón, sardina, pollo,  pavo, carne, huevos.

Nueces, semillas y soya.

-Vegetales

Hojas verdes como espinaca, acelgas, col o repollo. Brócoli, coliflor, apio, zanahoria,  tomate, calabaza, pimiento, pepino.

Legumbres: frijoles, lentejas, habas, garbanzos.

-Frutas, por ejemplo manzanas, moras, mandarina, naranja, sandía, piña, melón, guayaba.

-Lácteos

Queso bajo en grasa, yogur bajo en grasa sin azúcar añadido, leche baja en grasa.

-¿Es suficiente?

Si tienes mucha hambre, tal vez no estás cubriendo tus necesidades de energía o los horarios de comidas no están debidamente estipulados.

-¿Es adecuada?

¿Está diseñada y calculada especialmente para ti o es simplemente una dieta de moda? Es importante que esté adaptada para cubrir tus requerimientos de energía.

Que sea adecuada a tu actividad física, a tu constitución, a tu edad, a tus antecedentes e historia clínica y estado nutricio.

-¿Es inocua?

¿Está preparada en forma higiénica? En caso contrario, puedes tener una enfermedad transmitida por alimentos.

Fuente externa

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.