CODUE convoca a una jornada de oración para este viernes

Lee y Comparte

Slider

Santo Domingo. El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) convocó a su membresía a una jornada de oración este viernes primero de mayo en cada hogar para pedir a Dios por los trabajadores dominicanos y la situación sanitaria que vive la nación como resultado de la pandemia del COVID-19.

La jornada se realizará desde las 6:00 a.m hasta las 6:00 p.m.

El presidente de la entidad, el Pastor Feliciano Lacen, dijo que será un espacio especial donde se estarán haciendo rogativas a favor del esfuerzo que realiza el personal médico ubicado en centros públicos y privados, al igual que las autoridades civiles, militares y policiales, a fin de que la intervención divina sea permanente y estos puedan ser fortalecidos en las funciones que realizan en beneficio de los más afectados.

El Pastor Feliciano Lacen sostiene que la comunidad evangélica a nivel nacional, no ha cesado en sus jornadas de oración y clamor a favor de los dominicanos, y en específico como establecen las Sagradas Escrituras en 1 Timoteo 2:2 “Por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad”, y podamos salir airosos de esta situación de salud pública nacional.

El Pastor Feliciano Lacen, también sostuvo que el propósito principal del encuentro es que los convocantes puedan seguir pidiendo la misericordia divina, a fin de que en cada persona exista siempre un espacio para el perdón, arrepentimiento y humillación.

El CODUE, por medio de su presidente Feliciano Lacen, llama a los diferentes sectores sociales a cooperar con las medidas impuestas por organismos gubernamentales, manteniendo el aislamiento social, cumplir y respetar a las autoridades militares en su gran esfuerzo por detener la propagación del COVID-19, que en las últimas semanas ha aumentado considerablemente.

Clamor por el Día del trabajador

En otro aspecto, el presidente de CODUE, dijo que la jornada pretende orar a Dios por los trabajadores dominicanos por celebrarse este viernes 1 de mayo, el Día Internacional del Trabajo, y es por aquellos trabajadores despedidos por sus empleadores, como resultado de ajustes económicos que muchas empresas han tenido que realizar por la situación de crisis de salud.

El Pastor Feliciano Lacen, considera que no deja de ser preocupante que el 28% de los empleados formales de la República Dominicana, han sido suspendidos temporalmente desde mediados de marzo a raíz de la situación generada por la pandemia del coronavirus; y qué decir de los empleados informales que están sufriendo un “golpe duro”, por no poder producir los recursos necesarios para sustentar a sus familias.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.