Cerrarían cientos de colegios si aplazan docencia para enero

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

[wpsr_share_icons icons="facebook,twitter,whatsapp,email,pdf" icon_size="32px" icon_bg_color="" icon_shape="drop"]

Cientos de colegios del país tendrán que cerrar sus puertas si el nuevo gobierno pospone para enero la apertura del año escolar, advirtió la presidenta de la Unión de Instituciones Educativas Privadas (UDIEP), doctora Mercedes Coronado.

Recordó que los centros privados tienen cinco meses cerrados, pagando sueldos a los profesores, locales, energía eléctrica, impuesto sobre la renta y otros gastos fijos que están mermando sus recursos económicos.

La presidenta del gremio que agrupa a 3,885 centros educativos privados, manifestó que colegios con capacidad para 200 estudiantes apenas han logrado matricular entre 10 y 20.

“En caso de que se tomara la decisión de posponer el inicio del año escolar hasta el mes de enero, como han propuesto algunos sectores, los colegios no podrán sobrevivir”, manifestó Coronado, tras recordar que los planteles privados acogen el 23 por ciento de la matrícula estudiantil del país, 637,725 alumnos.

“Estamos hablando de que tenemos cinco meses fuera de servicio, de aquí a enero son diez. Es imposible. Ninguna empresa aguanta diez meses pagando personal, pagando tarifas a costo fijo, impuestos y todos los gastos fijos que están ahí para la operatividad”, manifestó Coronado en declaraciones periodísticas.

Fecha de inicio

El Ministerio de Educación, en su resolución 3-2020, fijó la apertura del año escolar 2020-2021 para el 24 de este mes.

Sin embargo, el designado ministro de Educación del gobierno que asumirá el poder el 16 de este mes, Roberto Fulcar, señaló que existen varios problemas que impiden iniciar las clases de manera presencial y virtual, en medio de la pandemia del coronavirus.

Fulcar reconoció que es un riesgo llevar a los alumnos a las aulas en el tiempo que está previsto iniciar el próximo año escolar, el 24 de este mes.

Explicó que es indispensable recurrir a la educación a distancia y la virtualidad, lo que implica entrenar a muchos padres en el uso de las tecnologías.

Indicó que la mayoría de los profesores carecen de las competencias y las capacidades en el dominio de las tecnologías.

Asimismo, Fulcar resaltó que hay muchas comunidades y hogares que no tienen acceso a internet de calidad. Declaró que, en República Dominicana, solo entre el 19 y 21 por ciento de la población de niños y adolescentes disponen de computadoras, tabletas o laptops.

Explicó que la mayoría de la población carece de esos equipos, hecho que constituye un inconveniente importante a la hora de hablar de impartir docencia de manera virtual.

En ese sentido, Fulcar expresó que el próximo Gobierno quiere evitar que las decisiones en torno a la apertura de las clases aumenten la brecha social entre los estudiantes que no tienen acceso a la tecnología para la educación virtual y los que la tienen.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.