Caravana de migrantes hondureños cruza río que separa Guatemala y México

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

GUATEMALA. Centenares de migrantes hondureños decidieron hoy cruzar a pie y en balsa el río Suchiate, que separa a Guatemala de México, en su afán por llegar a Estados Unidos.

Las personas, agarradas a un lazo o sobre estas embarcaciones formadas por neumáticos y tablas, continuaron con la caravana sobre el agua, según pudo observar Efe, debido a la desesperación que reina en el ambiente porque la policía mexicana solo ha dejado pasar a pequeños grupos a su territorio.

Unas 3.000 personas durmieron la noche del viernes sobre el puente Rodolfo Robles de este río y este sábado esperaban cruzar a México, pero las fuertes temperaturas ponían tenso el ambiente y cruzaron hacia el otro lado.

Más o menos la mitad de ellos están ya en el parque de Ciudad Hidalgo mientras los otros esperan para cruzar y un pequeño grupo regresó al centro de Tecún Umán, cansados y sin saber qué hacer.

El Gobierno de México informó este sábado que 640 migrantes han solicitado refugio en el país en el punto fronterizo Suchiate, a cuyas puertas se agolpan miles de miembros que buscan ingresar a su territorio.

Ante la caravana de migrantes hondureños que llegó este viernes a su frontera sur, México ha mantenido una política de puertas abiertas y sus funcionarios de migración pactaron con dirigentes de los migrantes tener una entrada ordenada al país.

Este viernes, un grupo de migrantes intentó entrar por la fuerza a territorio mexicano, donde el Gobierno desplegó policías desarmados, algunos de los cuales resultaron lastimados, de acuerdo con las autoridades, y otros sufrieron fuertes golpes de calor.

Los Gobiernos de Guatemala y Honduras anunciaron este sábado un plan de retorno seguro para todos aquellos que quieran volver a su casa.

Desde hace una semana, unos 5.400 migrantes, la mayoría hondureños, ingresaron a Guatemala y de ellos 2.000 regresaron a Honduras y otros 3.000 siguen aferrados al deseo de llegar a Estados Unidos para tener un futuro mejor.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.