Cansada del abuso, asesinó a su esposo, le cortó el pene y se lo dio a comer a los perros

Resulta ser que ese día, su esposo llegó a casa tras haber trabajado en el turno nocturno. Se durmió y fue entonces cuando María aprovechó para estrangularlo con sus propias manos hasta matarlo; luego, con una hacha,  lo decapitó, y aunque pensaba desmembrarlo por completo, solo alcanzó a cortarle el pene y los testículos pues comenzó a sentir náuseas, y se los dio a comer a los perros.

Manchada toda de sangre, la mujer salió a la calle a pedir ayuda y solo una de sus vecinas atendió su llamado. Fue a ella a quien le confesó su crimen.

Fuente: eldiariony

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.