Cándido Simón renuncia de Acroarte

SANTO DOMINGO. El abogado Cándido Simón presentó este miércoles su renuncia a continuar los servicios profesionales y exoneró del pago de honorarios a la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), aparentemente disgustado por una declaración del presidente de la entidad Jorge Ramos, quien negó haberle autorizado al jurista interponer un recurso de revisión presentado el viernes pasado ante el Tribunal Constitucional contra la sentencia de una tribunal del distrito nacional que autorizo la votación de los miembros pasivos en las elecciones celebradas el sábado 24 del mes pasado.

En un documento de prensa enviado a NoticiasENN el profesional del derecho dijo que fue apoderado en una comunicación firmada por el Presidente de Acoarte y el Secretario General y el recurso fue autorizado por ambos en presencia de once (11) testigos en una reunión realizada el martes de la pasada semana en un restaurante de este capital, donde Jorge Ramos expresó a viva voz que estaba de acuerdo en recurrir al decisión por los vicios que contiene y para salvar la dignidad de la institución, “mientras ahora en un cuestionable gesto de doblez el señor Jorge Ramos, sin observar el más mínimo rescato de respeto profesional, desdiciéndose a sí mismo, obrando desde el solaz esparcimiento de su vacacional en una acaudalada ciudad del norte del Continente Americano, sin por lo menos hacer contacto previo conmigo, se despachó afirmando que no habría autorizado nuestra actuación procesal”.

En una comunicación dirigida al gremio el jurista informó que “la decisión ineluctable de retirarle mis servicios profesionales, y con esta renuncia al cobro de honorarios, con relación al proceso seguido ante los tribunales de la República por la Acción de Amparo incoada por un grupo de miembros pasivos contra esta institución gremial y la Junta de Elecciones 2017 debido a que esa desavenencia, por una cuestión de dignidad me inhibe de continuar prestando mis servicios profesionales a esa Institución mientras su principal representante sea el señor Jorge Ramos, quien pudo evitar esa afectación innecesaria a nuestras relaciones y la imagen de la institución, con tan solo una llamada al móvil personal que me solicitó y le facilité justo el día de la reunión en cuestión y les eximo del pago de honorarios porque no es grato ni es mi estilo cobrarle a un cliente guardando divergencias que afecten mi dignidad, esto muy a pesar de que están harto justificado.

Esta es la natural reacción, por salvaguarda y protección de nuestra dignidad profesional puesta en vilo sin reparos por el señor Ramos, desdiciéndose a sí mismo, toda vez que nunca me hizo ninguna observación sobre los aspectos a establecer en el recurso de revisión ni las medidas cautelares provisionales que pediríamos, que fue sugerida por abogado de los intervinientes voluntarios, a lo cual no se opuso el presidente de Acroarte, ni me lo recomendó posteriormente, para lo cual tenía de cuatro largos días y mi móvil siempre disponible.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.