Cae en Alemania «La Diabla», una de las delincuentes más buscadas por España

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Efectivos de la Policía Nacional de España, en colaboración con la Policía de Alemania, detuvieron este jueves en la ciudad alemana de Hamburgo a Leudis Isaac Corro Camacho, alias ‘la Diabla’ o ‘Donatella’.

Es una de las criminales más buscadas por las autoridades del país ibérico y la Europol, acusada de pertenecer a una banda dedicada a la trata de blancas y explotación sexual, informan medios españoles.

De acuerdo a los reportes, la presunta delincuente tenía como función reclutar a mujeres «aprovechándose de su precariedad económica», y organizar el traslado de estas a Madrid o Barcelona, en donde eran explotadas sexualmente.

Tras su arresto, ‘Donatella’ ha sido imputada por los delitos de trata, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

La Diabla comenzó ofreciendo sus servicios en Barcelona, en las secciones de anuncios de contactos. Sin embargo, con el tiempo se especializó en la explotación sexual de mujeres y personas transexuales por diferentes puntos de España.

Entre los que se incluyen pisos de las ciudades de Barcelona y Oviedo, así como un club de alterne en Caspe (Zaragoza), de donde logró huir en el último instante de una intervención policial a finales de 2020, según fuentes policiales.

a arrestada está investigada por captar mujeres y personas transexuales en su país de origen, Venezuela, donde sufrían una tremenda vulnerabilidad económica. Les prometía un trabajo en España y luego les obligaba a hacerse operaciones de aumento de pechos y liposucciones para, posteriormente, viajar hacia Barcelona, Madrid y Alemania, donde eran encerradas en pisos y explotadas sexual-mente para pagar una presunta deuda de 12.000 euros por los gastos ocasionados.

Las víctimas llegaron a denunciar agresiones físicas, e incluso aseguraron haber sido vendidas a otros clubes o proxenetas, mediante transacciones que realizaba La Diabla cuando entendía que “ya no daban rendimiento”, describe la nota policial.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.