¿Cada cuántos días debes lavarte el cabello?

4660A9A1-1317-4A47-AA0C-3A7B00B0EB2D
PHOTO-2021-02-01-11-38-37
WhatsApp-Image-2021-02-08-at-9.49.31-AM-300x300
jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4
Tienda Jiménez
Playero
8CCE2FB0-7697-4E35-809A-F381BE783317

Lee y Comparte

Shares

Existe una duda en determinar la frecuencia adecuada de lavado que conviene a cada cabello, esto una cuestión clave para asegurar una limpieza óptima.

Los expertos indican que el cabello debe lavarse “cuando éste lo pida”, lo que exige saber identificar bien las necesidades.

Aunque depende de cada tipo y del estilo de vida, algunos estudios concluyen que la frecuencia más satisfactoria es cinco o seis veces por semana.

Los expertos insisten en la importancia de desmitificar el concepto de “limpieza excesiva” y de que cuanto más se lave el pelo más cae.

“Lavarse el pelo diariamente no debe suponer un problema si se usan los productos adecuados. Todo depende de las particularidades de cada tipo de cabello. En general se suele indicar que un cabello muy graso debe de lavarse con mayor frecuencia que un cabello seco”. Así lo expone Aurora Garre, Medical Marketing Manager de ISDIN.

Tradicionalmente se ha dicho que la limpieza excesiva del cabello puede llegar a eliminar la barrera protectora natural de nuestro cuero cabelludo y, por el contrario, una escasa limpieza puede interferir en su salud, pues se acumula mayor cantidad de grasa, polvo o partículas contaminantes.

Por eso Garre considera necesario dejar claro que “las preocupaciones relacionadas con la limpieza excesiva» son infundadas tanto objetiva como subjetivamente. “En una publicación de este mismo año se observa como el grado de satisfacción con el estado del pelo y del cuero cabelludo se alcanza tras lavarse el pelo 5-6 veces a la semana”, señala la dermatóloga.

Otros estudios, según Garre, también determinan que una mayor frecuencia en el lavado es “beneficiosa y preferible que una menor frecuencia en el lavado».

Efectos de la suciedad

Los efectos se la suciedad en el cabello son mayor sequedad, pérdida de luminosidad, cutículas abiertas y encrespamiento.

Los factores externos como la polución o las partículas contaminantes pueden llegar a provocar una alteración del cabello que provoca incluso la caída capilar, “sin olvidar la descamación natural o secundaria a enfermedades específicas del cuero cabelludo, como psoriasis o dermatitis seborreica, entre otras, o la producción de un exceso de grasa. Estas situaciones se agravan por la proliferación de determinadas bacterias que empeoran esta sensación de pelo sucio”, precisa Garre.

La suciedad sobre el cabello produce una disminución del brillo y del movimiento por apelmazado de los tallos, añade Rocío Gil, dermatóloga de la Unidad de Tricología y Trasplante Capital del Grupo Pedro Jaén.

Lo que sucede en el lavado al aplicar champú mezclado con agua es que los componentes surfactantes, es decir, los detergentes movilizan la suciedad y la grasa acumulada para que se eliminen del cuero cabelludo y del pelo con el aclarado, explica esta dermatóloga.

La conclusión, según las dermatólogas, es que el cabello debe ser lavado cuando éste “lo pida”. Es decir, adaptando la higiene capilar a las necesidades de cada caso; sobre todo, evitando el uso de productos agresivos o que perjudiquen al cuero cabelludo.

Fuente: Cuídate Plus.-

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.