Cáceres y Núñez de Aza tienen derecho a llamadas, una hora de sol, lectura y abanico.

jd letreros
D7F4F620-7C8D-442E-BA8D-23F67C6DE63B
CD03BD4F-CF11-4707-BB99-84C9271343C4

Lee y Comparte

@navas_mundial

Los privados de libertad bajo el régimen de máxima seguridad, como el mayor general activo Adán Cáceres y el coronel Núñez de Aza, tienen derecho a tres llamadas a la semana, una hora mínima de sol, y ventilación natural o artificial suministrada por el sistema.

“Un alojamiento de una máxima seguridad tiene en su interior una cama, su área de baño, una mesita que pueda sentarse a comer y leer, tiene la ventilación y la iluminación necesaria establecida por las normas internacionales”, explicó directora del Nuevo Modelo Penitenciario, Hilda Patricia Lagombra.

Indicó que bajo este régimen el sistema tiene unos 181 privados de libertad.

“Nosotros tenemos alojamientos individuales y alojamientos colectivos, tenemos centros que tenemos áreas especializadas de máxima seguridad como por ejemplo Najayo, San Francisco, La Vega y San Pedro”, añadió la funcionaria durante una entrevista al programa televisivo El Día.

Detalló que entre otras cosas los internos de máxima seguridad, al igual que la población común, tienen un horario regimental en este mínimo una hora de sol y máximo 3 horas de sol, una llamada al día o tres veces a la semana, según corresponda y desayuno comida y cena.

También tienen derecho a leer, a asistencia educativa a través de tutorías, asistencia psicológica y médica y si tienen alguna condición de salud reciben dieta especial de suministrada por los médicos del sistema.

La jueza Kenya Romero dictó este lunes 18 meses de prisión preventiva a cinco de los seis implicados en el caso de corrupción denominado Coral.

La magistrada dispuso que el mayor general Adán Cánceres Silvestre, el exjefe del Cuerpo de Ayudantes Militares de la Presidencia (Cusep); la pastora Rossy Guzmán, el cabo policial Tanner Flete Guzmán, el coronel Rafael Núñez de Aza, el sargento Alejandro Montería Cruz cumplan la medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo.

SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.